Explota mi corazón

Heartstopper – Temporada 2: Una adaptación tan comfort como el material original

Llegó la segunda temporada de Heartstopper, la serie que nos robó el corazón con su gran representación LGBT.

por | Ago 3, 2023

Heartstopper (2018-) es una novela gráfica en cuatro volúmenes de Alice Oseman, que se convirtió en un fenómeno mundial desde su publicación en 2008. Es la historia de amor entre dos jóvenes, Nick y Charlie, y sigue las aventuras de su grupo de amigos. ¿La razón del mega éxito? una historia LGBTQ+ que no termina en tragedia, sino que revitaliza el primer amor como un sentimiento puro e inocente que puede sobrellevar los obstáculos que se presenten. Leer esta saga se siente como un abrazo, y en un grandísimo acierto de Netflix, la serie hace ese abrazo todavía mas cálido. 

La misma Alice Oseman es la showrunner, y eso se nota. Toda la serie mantiene la sensación de calidez e inocencia que caracterizó a su éxito gráfico. Además la autora hizo cambios y ciertas adaptaciones que enriquecen más y más la historia en pantalla. Ayuda también un elenco cuasi perfecto (nadie en el mundo podría ser Nick más que Kit Connor), un soundtrack memorable y hasta ilustraciones propias del cómic que se cuelan en medio de las escenas de la manera más sutil. 

Retrospect

Después de una larga espera, finalmente tenemos la temporada 2 en Netflix. Empieza todo con la misma magia que nos dejó la primera temporada, sin embargo, en estos episodios veremos temas un tanto más oscuros, pero tratados con la delicadeza (e importancia) que corresponde.

Al igual que en el cómic (reitaramos lo bien adaptado que está todo), nos adentramos en los miedos de Nick (Kit Connor) por salir de closet, el problema alimenticio de Charlie (Joe Lock), el ida y vuelta del primer amor entre Tao (William Gao) y Elle (Yasmin Finney), los problemas de Darcy (Kizzy Edgell) en su casa con una madre que no acepta su sexualidad, el amor LGBT adulto, el bullying, y la importancia del cuidado de la salud mental. 

En esta temporada viajamos con el grupo a Paris, donde muchos de estos miedos encuentran su desarrollo. Nick, a diferencia de la novela gráfica, en la serie transita el camino del descubrimiento de su bisexualidad de manera más pausada y con más temor del que dirán. Si bien no reprime su relación con Charlie, se toma su tiempo para entender qué es lo que realmente siente sobre sí mismo y sobre los demás. Al igual que en la primera temporada, la actuación de Kit sobresale y te conmueve tanto en su miedo como -y sobre todo- en la escena donde finalmente cuenta a sus amigos que Charlie es su novio (yay!). 

Mientras tanto, Teo está aterrorizado de que su amor por Elle arruine su amistad. Sin embargo, ella le da un beso -su primer beso- en el Louvre y allí comienzan su relación (un primer beso en el Louvre, el verdadero ¿podrán?). Todo parece ir bien para la pareja, pero Elle es aceptada en una prestigiosa escuela de arte donde se siente cómoda, escuchada y en donde forma nuevas amistades con otros estudiantes trans. ¿La relación sobrevivirá la distancia? Solo lo sabremos en la confirmada temporada 3, ya que esto no sucede en los cómics. 

Lo que sí sucede en ambos medios es el problema de anorexia de Charlie, quien se desmaya en el museo y es ahí donde Nick comienza a notar que come muy poco, o casi nada. En búsqueda de ayudar a su novio, Nick recurre a internet para investigar sobre trastornos alimenticios y le hace saber a Charlie que está ahí para él y para ayudarlo. 

PRESSURE TO PARTY

Otro gran agregado de la serie -y otro gran acierto- es el desarrollo del personaje de Isaac (Tobie Donovan) que solo está en la versión audiovisual. A lo largo de la temporada, lo acompañamos en el descubrimiento de que es asexual y aromántico. Dos aristas del colectivo que no son tan exploradas en los medios y acá lo vemos en una forma clara y necesaria para el público joven que puede identificarse con los personajes. Además, la misma Alice Oseman se identifica como Aro/Ase, así que el tema la toca muy de cerca y volcó su corazón y su voz para que se hable más del tema.

La serie de Heartstopper es, en este momento, la serie con más representación en toda la tv/streaming, y logra hacerlo sin exagerar, sin ser burdo o tosco. Todo está en la forma y cantidad justa para que sea exactamente lo que tiene que ser. Siempre sin perder el halo de luz y ternura que la caracteriza (porque sí, en cada escena de amor te dan ganas de fangirlear y chillar muy fuerte). 

welcome to the sidelines

Los adultos en la historia continúan en un lugar secundario, pero el mundo adulto no presenta una obstaculización al amor adolescente, sino todo lo contrario, tanto Nick como Charlie pueden contar con sus padres para llorar o reír, Elle habla de su transexualidad con sus padres libremente y la madre de Tao tiene algunos de los momentos más lindos de la serie.

Nuevamente contamos con la participación espectacular de Olivia Coleman (The Lost Daughter, The Crown) como la madre de Nick. En una entrevista reciente, Joe Locke (Charlie) contó que le dijo a la producción que si no le daban una escena con Olivia renunciaba y, por supuesto, le cumplieron el sueño. 

En esta temporada también llega nuestro ship adulto: los profes. El profesor Ajayi (Fisayo Akinade) y el profesor Farouk (Nima Teleghani). Se conocen porque son los profesores designados para acompañarlos a Paris y su historia se amor es simplemente encantadora: Farouk no salió del closet hasta pasados los 30 años así que, pese a sus miedos, comienza a vivir su primer verdadero amor con la fuerza e intensidad adolescente que merece. 

LE TEMPS DE L’AMOUR 

Ya lo dijimos, pero vale la pena repetir y enfatizar que el éxito de Heartstopper tiene que ver con la  representación responsable, real y jovial de la diversidad sexual para el público juvenil. Todos los personajes tienen sus demonios, pero eso no quita que el mensaje y el desenlace, y sus historias románticas hagan sentir al público lleno de ternura.

Es una historia feel good para todas las edades, pero sobre todo, es una historia que se siente como un lugar seguro. Y qué importante es que hoy en día todos los jóvenes LGBT puedan encontrar comfort, seguridad y paz en su propia representación.

Muchas historias LGBTQ+ que vemos en pantalla terminan de forma trágica, y parece no haber una gran cantidad de rom-coms con un final feliz para la comunidad. Resulta algo muy celebrable que los jóvenes de hoy estén creciendo con series como Heartstopper y Sex Education (2019-2023), entre otras (chapeau a Netflix en esta).

Ya tenemos las dos primeras temporadas en steaming para ver una y otra vez, y además ya están confirmadas dos más, cerrando el círculo de los cinco tomos de la novela gráfica. Sin embargo, Alice escribió más libros dentro del universo Heartstopper: Solitaire, Radio Silence, This Winter. Además sus otras novelas I was Born for This y Loveless también son sumamente exitosas. ¿Veremos en un futuro más de Oseman en pantalla?

LOVESONG 

Dejamos títulos de canciones en toda esta review, pero entrá a la hermosa playlist oficial, ¡hay una sorpresa!

¿Cómo termina la temporada? Con el cliffhanger más adorable que hayamos visto.

Notas Relacionadas

This Is Me… Now: A Love Story: Jennifer López habla por los últimos románticos

La artista convierte su visión del amor en una biopic atrevida y muy personal. Entre el drama edulcorado y una exploración profunda sobre el éxito.

SAG Awards 2024: La fiesta del gremio de actores después del triunfo

La 30º entrega de los premios elegidos por los actores fue una fiesta de homenajes y premios muy predecibles que consolidan la carrera a los Oscar.

La Zona de Interés: Un ejercicio repetitivo sobre la banalización del mal

La película del director británico Jonathan Glazer nos presenta una nueva arista del horror Nazi y se perfila como la favorita para llevarse el Oscar a Mejor Película Extranjera.

“Duna: parte 2” de Denis Villeneuve – El imperio contraataca (y el desierto resiste)

La secuela de Dune termina de adaptar el primer libro de la saga, con un despliegue digno de las mejores sagas de fantasía de la historia del cine.

Euge Capisce

Si no estoy trabajando en un show de música, me encontrás con un té en la mano maratoneando una serie o leyendo un libro.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *