Juego de tronos

Harry & Meghan: La saga de la familia Windsor continúa en Netflix

Con el estreno de la nueva docuserie sobre la familia real, compilamos algunos títulos que pueden repasar para entender mejor la saga de los Windsor.

por | Dic 20, 2022

Si hay una familia que siempre dio que hablar a nivel mundial, y no precisamente por su relevancia en la escena diplomática, son los Windsor. La dinastía que representó a la corona británica durante la mayor parte del siglo pasado y que actualmente continúa su legado, estuvo siempre presente en el centro de atención mediática.

Desde la primera transmisión de la televisión británica (BBC) con la coronación de la Reina Elizabeth II, pasando por las bodas y funerales reales hasta la controversial entrevista que Harry & Meghan le dieron a Oprah hace unos años, a la prensa (al menos de Occidente) nunca le faltó material para retratar las andanzas de este grupo de gente privilegiada. Y si bien es una relación simbiótica que ya lleva décadas funcionando, la aparición de la cultura paparazzi y los medios sensacionalistas supo cambiar las reglas del juego. 

Con el estreno de la serie documental de Harry y Meghan (2022), la polémica se vuelve a encender en los medios. La nueva docuserie de Netflix consta de seis episodios estrenados en dos partes y está contada en primera persona por la pareja y allegados a la familia. La misma tiene como foco principal la crítica hacia el tratamiento implacable que los medios sensacionalistas le dan a ciertos miembros de la familia real (¿con una ayuda desde adentro?), especialmente a las mujeres que “se casan” con la institución y que representan algún tipo de cambio dentro del arcaico e irreal modelo que todavía se vanagloria como parte de la realeza. 

El caso más emblemático dentro de la historia contemporánea es el de Lady Di, madre de los príncipes William y Harry, quien se convirtió en un ejemplo trágico de lo que el acoso desmedido de la prensa puede causar. Y, si bien pasaron unos cuántos años desde la muerte de Diana antes de que Hollywood se atreviera a dramatizar su historia, lo inevitable pasó. 

Para quienes quieran entender un poco más el trasfondo de lo que sucede hoy en el seno de la monarquía británica, acá les dejamos una corta pero curada lista con aquellas producciones audiovisuales que se atrevieron a ficcionalizar momentos clave de la historia de los Windsor

Spencer: Durmiendo con el enemigo

Kirsten Stewart en Spencer

La Navidad de 1991 en la Casa Manorial de Sandringham dista de ser la utopía real que cualquiera se imagina. En su biopic Spencer (2021) Pablo Larraín retrata de manera cruda las vivencias de Lady Di en los meses anteriores a su separación a Charles y el suplicio que le implica pasar esa época “festiva” en compañía de su familia política.

Sus hijos y una confidente que forma parte de su staff son su único escape en este guion que va desde el drama psicológico hasta momentos que podrían considerarse como parte de un thriller. Espantapájaros, sueños del pasado y la promesa de un futuro de libertad (que sabemos nunca llegó a concretarse) forman parte de esta biografía hollywoodense aclamada y odiada en partes iguales. 

The queen: Esperando a la monarca

Michael Sheen y Helen Mirren en The Queen

En 2006, casi 10 años después del fallecimiento de Lady Di, se estrenó The Queen, película dirigida por Stephen Fry y guionada por el escritor y dramaturgo británico Peter Morgan. La historia transcurre en la semana posterior a la muerte de Diana, en la cual solo hubo silencio por parte de la Corona y especulación en la prensa y el público.

El film presenta un relato intimista de las andanzas de la familia real, especialmente la relación entre la Reina Elizabeth II (interpretación que a Helen Mirren le valdría el Oscar a Mejor Actriz) y el Primer Ministro británico Tony Blair (a cargo de Michael Sheen). Una serie de encuentros y charlas entre la monarca y el político definirán el tardío accionar de Elizabeth con respecto a la trágica noticia que sacudió al mundo en agosto de 1997. 

Este film es la primera de varias andanzas de Peter Morgan con la figura real, ya que luego escribiría la obra The Audience, centrada en las míticas audiencias semanales entre la Reina Elizabeth II y quien ocupara el cargo de Primer Ministro. Helen Mirren volvió a ponerse en los zapatos de Elizabeth y dicha actuación le valió un Tony a Mejor Actriz. Pero probablemente, la gema en la carrera real de Morgan es la aclamada serie de Netflix.

The Crown: No todo lo que brilla es oro

Claire Foy, Olivia Colman e Imelda Staunton, las reinas televisivas de Peter Morgan.

Desde que la ficticia Reina Elizabeth II hizo su aparición en los televisores de millones de seriéfilos alrededor del mundo, The Crown (2016-) se posicionó como una de los dramas más vistos por el público, aclamados por la crítica y galardonados del gigante del streaming, Netflix.

Y no es para menos, la producción a cargo de Peter Morgan logró cautivar a simpatizantes (y algunos detractores) con temporadas de apenas 10 episodios y una buena curaduría de hechos históricos sazonados con la cuota justa de ficción. Y si bien este balance está muy bien expuesto en las primeras tres temporadas, a medida que se abre el juego de tronos y entran más jugadores en escena, la serie parece perder un poco su rumbo y ceder ante el melodrama en detrimento de los elementos que la distinguían de otras producciones “de época”.

The Crown debutó en noviembre de 2016 con un elenco interesante que mezclaba sangre relativamente nueva con algunos nombres experimentados. Claire Foy (como la joven Elizabeth), Matt Smith (como el Príncipe Philip) y Vanessa Kirby (la Princesa Margaret) se encargaron de darle vida a los miembros más jóvenes e inexpertos de la realeza. Y en este caso los actores, tal como sus personajes, debieron llevar adelante la titánica tarea de trabajar junto a grandes nombres de la industria como John Lithgow (quien encarna nada más y nada menos que a Winston Churchill) y Jared Harris (el Rey George VI) 

Las primeras dos temporadas son básicamente una versión monárquica del “camino del héroe” y una muy buena introducción a lo que es la privilegiada vida de la realeza británica. Elizabeth, tras la muerte de su padre, asciende al trono y empieza a aprender cómo navegar las aguas de la política nacional e internacional, el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial y su matrimonio con Philip. Con el pasar de las temporadas, empiezan a aparecer nombres con los que estamos más familiarizados (al menos por estos rincones del mundo) y el elenco principal se va renovando. 

En las temporadas 3 y 4 el manto regal queda en manos de Olivia Colman (Fleabag) y el de Philip a cargo de Tobias Menzies (Game of Thrones, Outlander). También hacen por primera vez su aparición un joven Charles, interpretado por Josh O’Connor y Camila Parker-Bowles, la mujer que luego se convertiría en la tercera en discordia, junto a una inexperta Diana que hace su entrada a partir de la temporada 4 encarnada por Emma Corrin.

Tras la muerte de la monarca en septiembre del año pasado, Netflix decidió suspender la producción de la serie, aunque esto no pareció haber afectado mucho el calendario de estrenos, ya que la quinta temporada llegó en noviembre de este mismo año.

Envuelta en un manto de críticas por allegados a la familia (entre ellos la actriz Judi Dench), la serie presenta el último cambio de elenco previsto. La década de los noventa le da paso a Imelda Staunton (Harry Potter y la Orden del Fénix) y Jonathan Pryce (Los dos Papas), quienes encarnan a Elizabeth y Philip, respectivamente. Y la pareja elegida para dramatizar los hechos que pusieron fin al matrimonio de Charles y Diana es la de Dominic West (The Affair) y Elizabeth Debicki (TENET).

En estos nuevos diez episodios, la serie corre considerablemente el foco de los hechos históricos y políticos con los cuales supo nutrirse en sus primeros años y le da paso a una narrativa que se torna bastante insípida y melodramática. Se destacan tan solo un par de episodios que se pueden denominar “embotellados”, uno y quizás el más importante a la trama es el que cuenta la historia del empresario Mohamed Al-Fayed, padre de Dodi Al-Fayed, la pareja de Diana al momento de su muerte.

The Crown llegará a su fin en su sexta temporada, que llega el año que viene. Y es allí dónde veremos nuevamente el trágico destino de Lady Di en la pluma de Peter Morgan, marcando el fin de una era para la Corona británica y para Netflix.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas Relacionadas

“Shôgun”: El raro caso de una serie adaptada que es incluso mejor que el libro

En el escenario de la Japón feudal, la política, la guerra y un amor prohibido confluyen en una poderosa mirada acerca del encuentro de dos mundos.

X-Men ’97: Episodio 6 – La segunda mitad de temporada sigue elevando la apuesta

En vez de ser una simple continuación, el episodio que sucede al pico de la mid-season eleva la apuesta conectando con el cierre de la serie original.

Abigail: El género de vampiros tiene una nueva y terrorífica integrante

Casas embrujadas, claustrofobia y terror gótico se combinan en un universo bien construido con más de un eco a la película francesa Livide, de 2011.

“Perfect Days” de Wim Wenders: Contemplando la fugaz belleza del presente

La nueva película del director alemán es un lento y delicado retrato sobre cómo nos relacionamos con el tiempo y los placeres que esconde lo mundano.