Apto para adultos

Moon Knight y el dilema del contenido adulto en el catálogo de Disney+

La plataforma de streaming se enfrenta al incómodo dilema de volver más maduro su catálogo, con las producciones de Marvel como punta de lanza.

por | Mar 29, 2022

Moon Knight y el dilema del contenido adulto en el catálogo de Disney+

El Universo Cinematográfico de Marvel creció con su público. O, al menos, lo intentó durante más de una década de proyectos cada vez más complejos, experimentales y maduros. Para el final de su fase 3, Marvel Studios optó por lo inimaginable: no sólo esfumó -en el sentido literal del término- frente a la pantalla a la mayoría de sus héroes, también creó la condición para el nacimiento de un fenómeno de masas. Con Avengers: Infinity War (2018) y Avengers: Endgame (2019), el estudio abrió la puerta para una nueva fase en la que prometió rebasar sus límites autoimpuestos y las pequeñas fronteras morales y comerciales, inevitables en una saga de semejante categoría y bajo el ala de los estudios Disney. ¿El gran reto? Avanzar hacia terrenos más oscuros, violentos y con un discurso más profundo. No obstante, todavía la franquicia más rentable del cine actual, no logra llegar a ese punto de inflexión, tan necesario como inevitable.

Pero con la llegada de Moon Knight (2022-) a la plataforma de Disney+, es evidente que algunas cosas interesantes están ocurriendo en el UCM y que tienen relación con el proyecto largamente aplazado sobre una versión más adulta de su universo. Y todas a la vez, por lo que pareciera que no se trata de un suceso casual, sino una estrategia bien pensada.  Por un lado, se encuentra la posibilidad que Doctor Strange and the Multiverse of Madness (2022) sea la puerta abierta al lado más salvaje del multiverso. Uno en el que no sólo habitan criaturas monstruosas, sino también, numerosa variantes de nuestros personajes favoritos.

Al otro extremo, se encuentran las historias individuales de las series del estudio en Disney+, que complementan -y a menudo apuntalan- las de la pantalla grande. Este último extremo tendrá su punto más sofisticado y singular con la llegada de Moon Knight. Un personaje virtualmente desconocido, que abre la puerta a la dimensión de la magia y lo sobrenatural en la franquicia. Entre ambos panoramas, algo es evidente. Marvel se está preparando para un cambio gradual pero inevitable en su premisa central. O lo que es lo mismo, un imprescindible proceso de maduración en su propuesta. Algo inevitable, luego de Endgame y la muerte o retiro de sus personajes más queridos. La película, que cerró con un fenómeno pop sin precedentes la Fase 3 de la saga, también supuso un gran reto. ¿Cómo superar un espectáculo semejante? Pero, en especial, ¿cómo lograr un nivel argumental y de calidad cinematográfica parecido? 

Después de todo, las dos últimas partes de Avengers supusieron un riesgo que logró combinar los puntos más altos de la saga y equilibrar los bajos. Con un villano extraordinario, una historia ambiciosa y emocional, aquellas películas marcaron el final de una era. Un trayecto largo y a menudo desigual, que culminó con una despedida simbólica a sus rostros más conocidos. Pero, a pesar que era inevitable, el adiós puso al estudio en un punto complicado. Sin sus figuras emblemáticas ¿cómo continuar en terreno desconocido? Para Kevin Feige y compañía era un reto monumental. Para Marvel, una exigencia de marca y sentido de la trascendencia que debía superar con inteligencia. 

Los héroes del futuro 

Para cuando Endgame mostró el final de un ciclo de más diez años y veintitrés películas, Marvel Studios tuvo que replantearse algunas cosas. En especial, el tono de sus producciones. Con una audiencia que creció y maduró a la par de las películas, la saga ya no podía enfocarse directamente en su fórmula más trivial. De hecho, ya para la Fase 2, Marvel parecía encaminarse a un público más complejo y, en especial, analizar ideas más profundas. Algo que fue mucho más evidente en la Fase 3 y, en especial, en las historias que narran Infinity War y Endgame

Pero es la Fase 4 la que demuestra que Marvel trabaja de forma ardua por llevar a sus producciones a un nuevo nivel de sofisticación y complejidad. Las series de Disney+, con su discurso experimental, riesgos creativos y basadas en secundarios de lujo, sorprenden por audacia. Pero además, profundizan en el trayecto irregular pero sostenido de Marvel Studios hacia un futuro trascendente. El estudio analiza las fases venideras en posibilidades. Por ahora, la apuesta se ha hecho más sostenida y cuidadosa. Enfocada en específico, en cómo expandir la fórmula que les hizo triunfar a través de riesgos medidos. También, en la capacidad de la franquicia para reinventarse de una manera natural. 

WandaVision (2021) fue el primer intento consistente de cambiar la fórmula. Además de una decisión curiosa en un momento difícil. Con las consecuencias de la pandemia reestructurando el calendario de la Fase 4, Marvel movió sus piezas con habilidad. Y eso incluyó una reestructuración más o menos cuidadosa de su calendario a futuro. Con todos los estrenos en pantalla grande aplazados y el tibio éxito de Black Widow (2021) de Cate Shortland a cuestas, las opciones eran pocas. Y Kevin Feige llevó a cabo una movida maestra. 

La primera serie de Marvel Studios en Disney+ construyó una versión sobre su universo cinematográfico por completo nueva. Revitalizó el discurso, la forma de narrar las historias y brindó realce a un personaje querido pero menor en su canon. Convertida en un éxito instantáneo de crítica y de audiencia, la serie demostró que Marvel tenía algunas ideas para continuar su trayecto a mediano plazo.

Nuevos rostros en el tintero

A la trágica historia de la Wanda Maximoff de Elizabeth Olsen, le siguió la llegada del Capitán América encarnado por Anthony Mackie. La serie incluyó un comentario social poderoso y el paso del testigo del héroe a una nueva generación. Con Loki (2021-), la esperada llegada del multiverso se hizo una realidad que sacudió la fórmula Marvel desde sus cimientos. 

Le seguiría la animada ¿What If…? (2021-) que demostró los alcances del concepto de los universos múltiples. Finalmente Hawkeye (2021) dio conclusión a uno de sus personajes más discretos. Pero también, trajo personajes nuevos a la franquicia. En especial, demostró un punto específico: la capacidad de las series para interconectar sus argumentos con lo que estaba ocurriendo en la pantalla grande. 

En salas, Shang-Chi y la Leyenda de los Diez Anillos (2021) deslumbró y fue un éxito de taquilla. Por su lado, Eternals (2021) dividió opiniones y Spider-Man: No Way Home (2021) conmovió y se convirtió en un suceso total. Marvel había demostrado que era capaz de presentar y profundizar en personajes por completo desconocidos. El punto era, si podía abrir todo una dimensión nueva de su franquicia. Un objetivo que espera cumplir con la combinación de la secuela del Doctor Strange y la llegada de Moon Knight.

Ambos proyectos combinados podrían ser la fórmula ideal, no solo para recorrer un universo casi desconocido en Marvel. En realidad, son la puerta abierta hacia personajes más aterradores y siniestros, definitivamente más adultos. Sam Raimi ha creado lo que se rumorea es lo más cercano que se puede permitir Marvel Studios a una película de terror. Por otro lado, el Marc Spector de Oscar Isaac protagonizará una historia que combina la acción y lo sobrenatural de una forma asombrosa. También incluye escenas de brutalidad y violencia. Incluso, elementos relacionados con la salud mental de su personaje. El riesgo para Marvel es considerable. Pero también es, de alguna forma, necesario.

Con el reboot de Blade (¿para 2023?) en calendario, los rumores de Werewolf By Night como escenario de un especial de Halloween, Marvel Studios cruzará una línea nueva, en la que uno de sus personajes más siniestros llevará la batuta. Moon Knight tiene el potencial de ser el antes y el después que Marvel buscó por tanto tiempo. ¿A dónde le llevará el trayecto? Todavía es complicado predecirlo. Pero, sin duda, será un apasionante espacio para nuevas y más profundas historias. Una evolución necesaria que tardó bastante en llegar. 

Las promesas más tenebrosas de Marvel

Para sorpresa y decepción de un buen número de fanáticos, Moon Knight recibió la clasificación TV-14 en Disney+. El límite de edad deja claro que, a pesar de las palabras de Kevin Feige calificándola como “brutal”, en realidad sigue siendo contenido para toda la familia. Se trata de un debate incómodo que se suscita en medio de la posibilidad que el programa marque un antes y un después en la plataforma. Con Blade a la vuelta de la esquina y otros títulos más violentos en posibles proyectos de adaptación, hay una gran pregunta para Disney. ¿Se atreverá a crear contenido realmente maduro?

La noticia desconcertó a los medios especializados, que esperaban al menos una clasificación más adulta, en vista del origen violento del personaje interpretado por Oscar Isaac. Pero la serie que cuenta su historia (y que adapta su sangriento trayecto al heroísmo) recibió la misma que el resto de las series Marvel en Disney+. Eso, a pesar de la insistencia de Kevin Feige en que el programa “cambiaría la forma de entender las historias de Marvel”. Pero todo parece indicar que el show tendrá la misma percepción de la violencia que hasta ahora han tenido las producciones del estudio.

De hecho, la clasificación de la serie es el equivalente televisivo al PG- 13 en las películas. Lo que quiere decir que Moon Knight podría equipararse a las películas del Universo Cinematográfico de Marvel. Y deja claro que se trata de contenido que un adolescente en compañía de un adulto podría ver tranquilamente. Eso contradice, al menos en parte, los rumores que aseguran que la nueva serie de Marvel tomaría algunos riesgos. O, al menos, se atrevería a mostrar la violencia de manera más explícita y directa.

El punto sobre la violencia en Disney+ ha sido un debate incómodo durante los dos últimos años. En especial, a medida que las series de la plataforma se han hecho más populares y relacionadas con el contenido cinematográfico. También, siendo cada vez más claro que Marvel debe tomar riesgos de cara a los nuevos personajes e historias en su ambicioso calendario. Con Moon Knight, Blade y con toda seguridad Deadpool, la gran pregunta es una: ¿podrán seguir evitando que sus personajes tengan giros más cruentos y adultos?

Disney y Marvel enfrentados de cara al futuro

En la pantalla grande, el tema sobre la madurez de las producciones Marvel es una perspectiva espinosa. Después de todo, antes de la compra por parte de Disney hubo intentos serios de llevar personajes violentos con historias complejas al cine. Blade (1998) y Deadpool (2016) -por entonces propiedad de Fox– fueron experimentos arriesgados con resultados dispares, que terminaron por dejar claro que Marvel necesitaba crecer. Y de hecho, el justiciero bocazas de Ryan Reynolds demostró hasta que punto la editorial podía ofrecer más desde esa perspectiva.

No obstante, con la compra de Disney de Fox y otras licencias de Marvel, la evolución paró. Tanto como para que las películas del Universo Cinematográfico de Marvel tuvieran que adecuarse a un límite invisible. Hace un año, hubo rumores sobre posibles reshoots de la secuela del Doctor Strange, debido a su violencia. Con el director Sam Raimi a la cabeza, la información sin contrastar aseguraba que algunas escenas habían preocupado a ejecutivos de Disney. Y, aunque después Kevin Feige aseguró que estaba “encantado” con la película, fue evidente que hubo opiniones encontradas sobre el contenido.

Ya para el comienzo de la producción, el director original de la película, Scott Derrickson, abandonó el proyecto por diferencias creativas. Y, de hecho, de ser considerada la primera película de terror de la franquicia, pasó a convertirse en una “aventura sobrenatural”. Podrían parecer simples ideas semánticas, pero en realidad se trata de una percepción muy específica de la violencia. Ahora, con Raimi a la cabeza, la película tiene el curioso desafío de ser más adulta, sin perder su condición de ser accesible a todo público.

Un nuevo dilema a la vista

¿Lo mismo ocurrirá con Moon Knight? Por ahora, los tres avances difundidos (incluyendo el spot del Super Bowl) mostraron una serie alejada del tono de las actuales producciones para la pantalla chica de Marvel. No obstante, con todo, la disyuntiva continúa ahí. El personaje interpretado por Oscar Isaac es uno de los más violentos de «La casa de las Ideas». Tanto, como para que en el cómic, se muestren escenas explícitas de violencia y asesinatos cruentos. ¿Podrá Disney+ permitir que la historia del hombre poseído por un dios egipcio se muestre en todo su tenebroso esplendor?

Es una pregunta que los fanáticos se han planteado, no solamente de cara a Moon Knight. También, con un calendario extendido que incluye a Blade, Dane Whitman y otros, la cuestión parece relacionarse con el riesgo. Los que Marvel pueda tomar y los que Disney+ pueda aceptar. También, con la noticia de las series de Marvel en Netflix abandonando la plataforma, la disyuntiva se hace más urgente. ¿Daredevil, Jessica Jones o Luke Cage podrán formar parte del catálogo internacional de Disney?

Solo queda esperar a que se revele la verdadera naturaleza de la serie de Moon Knight tras su estreno este 30 de marzo. Como la prensa especializada apuntó en los últimos días, quizás Disney+ haga una prueba consciente de sus límites. La pregunta es, ¿qué tan efectivo puede ser ese experimento?

Ayudanos a seguir creciendo

Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con un aporte único o suscripción mensual.

Notas Relacionadas

A League of Their Own: béisbol, historias queer y la amistad ante todo
A League of Their Own: béisbol, historias queer y la amistad ante todo

La serie basada en la película de Penny Marshall es una propuesta aggiornada y fresca; en esta nota te contamos por qué no hay que dejarla pasar.

House of the Dragon: Lo que necesitás saber para la vuelta a Westeros
«House of the Dragon» y la manifestación simbólica de la magia en la historia

Los dragones en la obra de George R.R.Martin son algo más que bestias formidables. También son símbolos místicos de identidad y poder.

Station Eleven: Una búsqueda filosófica en la belleza del apocalipsis

La distopía alcanza un nuevo nivel filosófico en la búsqueda de significado con esta miniserie de HBO basada en el libro homónimo y nominada al Emmy.

Moon Knight y el dilema del contenido adulto en el catálogo de Disney+, wanda vision
Wandavision: una nueva era en el Universo Cinematográfico de Marvel

WandaVision inauguró la Fase 4 del MCU en streaming, revolucionando la fórmula con una propuesta nueva y disruptiva que nos atrapó desde el principio.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Suscribite a nuestro newsletter!

Dejá tu mail y recibí todas las semanas en tu casilla las últimas notas y novedades

¡Te has suscripto satisfactoriamente!