El Daddy de la Internet

Pedro Pascal: el peso del talento de un inmigrante en la cima del mundo

Refugiado político, aliado LGBTQI+ e incansable en su lucha por triunfar en Hollywood, recorremos el éxito del actor que enamoró a las redes sociales.

por | Mar 19, 2023

La cultura pop tiende a buscar, dependiendo de aquello que este causando un mayor impacto en el momento, figuras que destacan y que toman por control la atención del mundo. Ese es el caso ahora con José Pedro Balmaceda Pascal, el actor chileno que en este momento lidera dos de las series más exitosas en la TV y una de las franquicias históricamente más potentes.

¿Quién hoy día puede decir que el rostro de Pedro no le apareció en Instagram, YouTube o videos recomendados en TikTok? Para muchos el actor chileno en este momento se encuentra en lo que puede ser el pico de su carrera, pero también es posible que este sea solo el comienzo algo legendario.

De chile para el mundo

Si bien Pedro  siempre habla orgullosamente de su hogar en el sur del continente, la familia Balmaceda fue obligada a abandonar Chile cuando el actor tenía apenas nueve meses. Simpatizantes del presidente Allende y además familiares de un dirigente del partido Movimiento de  Izquierda Revolucionaria, a la familia no le quedó otra opción más que buscar asilo político en Dinamarca luego de que en el país Pinochet instalara una dictadura militar. Pero los Balmaceda al poco tiempo se trasladaron a los Estados Unidos, viviendo tanto en San Antonio como California.

Las salidas al cine con su padre se convirtieron en un momento sagrado para Pedro, haciendo que se enamore de películas como Jurassic Park (1993), Poltergeist (1982) o la saga de Indiana Jones, llegando a romperse un brazo intentando imitar al aventurero.

Su madre lo incentivó a unirse a un curso de verano de teatro, pero lo que comenzó como un sueño infantil de llegar a Hollywood finalmente se convirtió en una honesta pasión cuando a los dieciocho años Pedro se encontró en entre la audiencia de una producción de Angels in America, completamente maravillado por la potencia del discurso emocional, político o hasta sexual del cual el teatro es capaz.

El verano de 1996 casi hace que Madrid lo reclame, ciudad de la cual Pascal se enamoró completamente. Luciendo cabello plateado y calzándose zapatillas con plataformas Pedro se ganó el pan trabajando como bailarín gogó por un tiempo.

Pero tras muchas dudas, el actor decidió volver a los Estados Unidos a probar suerte. A pesar de las dudas de sus padres, en septiembre de 1993 un ingenuo Pedro se mudó a Nueva York para estudiar formalmente actuación.

Ahí se encontró con un ambiente competitivo, pero también con amigos que impresionados por su talento le consiguieron su primer representante. Las audiciones fueron tan múltiples como los rechazos, pero el tiempo eventualmente le consiguió un papel diminuto en un episodio de Buffy: The Vampire Slayer (1997-2003). Tras apenas un par de escenas su personaje era aniquilado por la cazadora de vampiros, pero Pedro no deja de contar con orgullo la experiencia, ya que en ese momento su corazón estallaba de felicidad.

De a poco las oportunidades llegaron, pero en el momento en que su máxima preocupación era si conseguir un personaje en una serie producida por James Cameron, una llamada cambio su vida por razones inimaginables.

Era 1999 cuando su madre Verónica Pascal falleció, obligándolo a tomar un vuelo nocturno y desconsolador a Chile. Pedro no solo decidió llevarla literalmente en la piel al tatuarse una V en su muñeca derecha, sino que también le rindió homenaje al usar su apellido materno como la segunda mitad de su nombre artístico. “Nada de lo que hice hubiera sido real si no fuera por ella,” dijo el actor, recordando que fue el apoyo de Verónica lo que lo empujo a nunca rendirse.

Un papel que nos voló la cabeza

Para el 2014 Game of Thrones (2011-2019) era un fenómeno mundial, todo actor desempleado se desvivía por la oportunidad de audicionar para la serie. Ese era también el caso de Pedro, quien ya llevaba un tiempo trabajando en teatro independiente y como el mismo dice, siendo un terrible mozo que luchaba por llegar a fin de mes. Sarah Paulson, a quien había conocido al mes de mudarse a la Gran Manzana y quien se convirtió en una de sus más cercanas amigas, lo ayudaba en todo lo que podía.

Su confianza en las capacidades de Pedro era inquebrantable. Es por eso que no dudó en hacer lo posible que un video que el chileno había hecho en su teléfono le llegara David Benioff, parte del dúo creador de la emblemática serie de HBO.

Es así como con la llegada de su cuarta temporada Pedro se encontró recorriendo los imponentes sets de Kingslanding, la túnica dorada a Oberyn Martel convirtiéndolo en la Víbora Roja de Dorne. Si bien su paso por la serie fue algo fugaz, no por eso le faltó el impacto. La audiencia quedó enamorada del carisma natural de Pascal, razón que hizo que muchos vieran el éxito de Netflix, Narcos (2015-2018), por él.  

Pero no fue solo el público quien siguío con atención la carrera del actor, ya que su versatilidad captó la atención de Jon Favreau, quien en ese momento trabajaba junto a Dave Filoni en la próxima gran apuesta de Lucasfilm: The Mandalorian (2019-).

Recibir una llamada de Favreau para participar en un proyecto de Star Wars fue algo que Pedro vivió como un milagro, habiendo sido criado siguiendo las aventuras de Luke Skywaker. Públicamente comentó que prestarle su voz a alguna extraña criatura ya hubiera sido para él un sueño hecho realidad, quizá por eso no pudo creer cuando se le ofreció el papel principal como el mismísimo Mandaloriano Din Djarin.

El éxito de la serie fue rotundo, sorprendiendo a los fans no solo por su sólido guion y calidad visual, sino ante todo por la gran calidez de lo que es el alma de la serie: la relación entre el cazarrecompensas protagonista y el niño que le robo el corazón a una galaxia entera, apodado cariñosamente Baby Yoda.

Pero ni siquiera la enorme presencia escénica de una coestrella tan magnética como Grogu le saco tiempo de brillar, ya que a pesar de que la mayor parte de su tiempo en la serie mantiene a su rostro escondido bajo un casco de beskar, Pascal nos entregó una interpretación llena de matices que al día de hoy continua fascinando.

Con derecho de piso

Su éxito no tardó en traducirse en papeles para la gran pantalla, con títulos como la secuela de la  película británica de espías, Kingsman: The Golden Circle (2017), dándole un lazo eléctrico y permitiéndole recuperar ese acento texano que lo acompaño en la infancia. Pero ser un papá luchón (sobre todo en el espacio) parece ser su pasión, ya que Pedro coprotagonizo Prospect (2017), un film de ciencia ficción de tecnología retro en donde interpreta a un reo con un gusto shakespereano por la lengua.

Ese mismo año, Triple Frontera (2019) le dio la oportunidad de reunirse con otro gran amigo que el teatro trajo a su vida, Oscar Isaac, en una inusual película de atracos. Wonder Woman: 1984 (2020) lo incorporó al universo de los superhéroes en plena pandemia, periodo que fue parodiado en The Bubble (2022), en donde junto a David Duchovny se encontraron dentro de una burbuja sanitaria de actores intentando filmar un blockbuster de acción mientras luchan por mantenerse cuerdos.

Pero ninguna sátira llega a los delirantes niveles de The Unbearable Weight of Massive Talent (2022), en donde la química entre Pedro y el inigualable Nicolas Cage nos presentó una de las mejores y más originales comedias autorreferenciales que se hayan hecho.

El peso del talento: Entre el homenaje y la parodia a la carrera de Nicolas Cage, Pedro Pascal

Tras el estreno de The Last of Us (2023-) en Enero pasado, una fiebre se desató a nivel mundial. Con el creador de Chernobyl (2019) detrás de la adaptación de uno de los juegos más exitosos de las últimas décadas,  HBO sabía que tenía todas las de ganar. Pero nadie podría haber apostado por semejante éxito, uno no sólo rompió los récords de audiencia de una franquicia consolidada como es House of the Dragon (2022-) sino que también podríamos decir terminó con la supuesta maldición que persigue a las adaptaciones de videojuegos.

Con una impecable química entre Bella Ramsey y Pascal, la serie no solo los desafió físicamente, sino que realmente exprimió el gran rango interpretativo de ambos actores. Particularmente en el caso de Joel, las múltiples capas de profundidad que Pedro le otorgó al personaje trascienden lo que originalmente encontramos en el juego, cualidades que llevaron a que el mundo cayera rendido a sus pies.

¿A quién no le apareció un video o un meme de Pascal en su feed estas semanas? Como si fuera poco,  el estreno de la temporada tres de The Mandalorian (2019) coincidió con las dos últimas semanas de la serie post-apocalíptica, por lo que las dosis que obtuvimos de Pascal se duplicó y así también el amor de sus fans.

Un fenómeno mundial

¿Pero por qué es tan fácil enamorarse del chileno? La seductora autenticidad que tiene Pedro a la hora de hablar muestra que es más que una cara bonita. Sin miedo a reírse de sí mismo, balancea esa humildad con la juguetona carisma que lo llevo a adoptar públicamente el título de Zaddy. La definición que no encontraremos en la RAE, pero el termino básicamente significa que esta un nivel más arriba de ser un Daddy, en otras palabras, el Papi de la Internet.

Más allá de toda broma, esa honestidad que demuestra públicamente es aquello por lo cual tampoco nunca censuró sus posturas políticas, apoyando movimientos como el de Black Lives Matter, la lucha los derechos reproductivos de las mujeres o hasta a las Abuelas de Plaza de Mayo.

Está claro que ese primer viaje a Chile junto a su hermana mayor en los noventas le dejó una perspectiva muy marcada respecto a aquello por lo cual sus padres fueros exiliados y las crueldades a las cuales un pueblo puede estar expuesto. Esa pasión por no dejar morir la memoria se notó en su apoyo público por la película Argentina 1985 (2022),  de la cual su hermana Javiera es también productora.

Siempre dispuesto a mostrarse firmemente en defensa de los derechos humanos y ante todo los de lo que la sociedad nombra como minorías, fue una de las primeras celebridades en aclarar sus pronombres en las redes sociales. Pedro no tardó en acompañar públicamente a su hermana menor Lux Pascal mientras ella transicionaba de género.

Pero su apoyo a la comunidad LGBTQI+ no es nada nuevo, ya que hace años usa su plataforma para que no solo se oigan las voces de la comunidad y se respeten sus derechos, sino también apoyando que cada vez hayan más producciones que incorporen una representación de genero más variada y acorde a la realidad en la que vivimos.

Uno de sus próximos proyectos demuestra esto, ya que Pedro Almodóvar lo buscó para coprotagonizar su nuevo proyecto junto a Ethan Hawke. Tras su famoso rechazo a dirigir Brokeback Mountain (2005), Almodóvar planea estrenar en Cannes su corto Strange Way of Life, un western queer que explorará desde la mirada tan única del director español la masculinidad como concepto en sí mismo, un tema que evidentemente interpela a Pascal, quien en más de una ocasión criticó en las redes al machismo de la cultura patriarcal.

Esta postura se trasmite en algunos de los héroes de acción que interpreta, personajes capaces de una profunda sensibilidad que rompen con el arquetipo de las masculinidades incapaces de conectar con costados más emocionales.

Habiendo estudiado su recorrido, sus tropiezos y éxitos, ver la inagotable alegría con la que habla de su mundo y de la eterna gratitud hacia sus seres queridos, es por lo menos inspirador. Fue Bella Ramsey quien compartió que durante la grabación, Pedro le envió una nota. Ahí le marcaba el contraste de este recorrido que compartieron, con una oportunidad profesional apareciendo tan temprano en la carrera de Ramsey y tan tarde en su propio camino.

Probablemente Pedro es consciente de que si bien la suerte es muchas veces un factor de gran peso en las rutas que tomamos, el amor y la perseverancia son una gran parte de la cuota del éxito. Y esos son dos ingredientes que Pedro Pascal parece ponerle a todo lo que hace en la vida.

Notas Relacionadas

: Oscars 2022: la ceremonia más polémica
OSCARS 2024: Elegí a los ganadores y participá por premios de película

Demostrá tus conocimientos (o tu suerte) acá y viví nuestra cobertura en vivo el Domingo 10/Marzo a partir de las 19hs en nuestras redes sociales.

“American Fiction” de Cord Jefferson: Ese irritante dolor del prejuicio

Una sátira inteligente acerca de la hipocresía cultural y las expectativas intelectuales de un escritor afroamericano que batalla por la aceptación.

SAG Awards 2024: La fiesta del gremio de actores después del triunfo

La 30º entrega de los premios elegidos por los actores fue una fiesta de homenajes y premios muy predecibles que consolidan la carrera a los Oscar.

La Zona de Interés: Un ejercicio repetitivo sobre la banalización del mal

La película del director británico Jonathan Glazer nos presenta una nueva arista del horror Nazi y se perfila como la favorita para llevarse el Oscar a Mejor Película Extranjera.

Ro Tapias

Artista visual. Madre de dragones, gatos y un corgi. Hablo de cine, a veces demasiado.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *