No todo es color rosa

Barbie: Una idea que se reinventa por completo en la nueva película de Greta Gerwig

El estreno más esperado del año finalmente llega a los cines de todo el mundo y en esta nota analizamos por qué está a la altura de las expectativas.

por | Jul 20, 2023

Barbie: Una idea que se reinventa por completo en la nueva película de Greta Gerwig

“Si amás a Barbie, esta película es para vos. Si odiás a Barbie, esta película es para vos.”

Con esta frase tan ambigua como ingeniosa se promocionó la película desde su primer trailer, después de mucho tiempo esperando noticias sobre el estreno de Barbie, especulando sobre las influencias de su directora y soñando con que su visión nos transmitiera todo lo que esperábamos, especialmente a quienes le asignamos tantos significados a una muñeca de plástico. Es que, para todos los que jugamos con ella, Barbie es mucho más que una simple muñeca: es un ícono cultural y un modelo aspiracional. 

Mucho se habló sobre el rol de Barbie en las infancias de todo el mundo y su influencia en las expectativas femeninas, las presiones de su imagen perfecta sobre los cuerpos de las niñas, adolescentes y mujeres con dimensiones reales, y los estándares altísimos de éxito y realización personal (todo usando tacos y luciendo fabulosa). Pero Barbie no es otra cosa que una idea, y las ideas se pueden debatir, reinterpretar y reinventar. No son inmutables ni absolutas, sino todo lo contrario.

La película de Greta Gerwig toma esta dimensión de Barbie como idea y la trae a la vida, dentro del mundo de fantasía hecho a su medida. Un mundo en apariencia perfecto, en el que en realidad proyectamos jugando. Por eso Barbie puede bajar volando de su casa de ensueño, bañarse sin agua o ir al espacio en un cohete de plástico. Incluso puede convertirse en una muñeca infeliz si estamos tristes cuando jugamos con ella y le trasladamos nuestras frustraciones, o en una “Barbie rarita” si jugamos demasiado fuerte. Porque el significado de Barbie se lo da cada quien, ya que para cada quien significa algo distinto. 

Greta Gerwig y Noah Baumbach -su esposo e íntimo colaborador, junto a quien escribió también Frances Ha y Mistress America-, hicieron el guion de Barbie (2023) con esto en mente, capturando la esencia de la muñeca y aportando su humor e ingenio para darle un giro moderno a la idea. Gracias a Margot Robbie, se supo que la directora defendió con uñas y dientes cada aspecto fundamental de su visión con el estudio (Warner) y con Mattel, los fabricantes y dueños de la propiedad intelectual.

Nace una leyenda

La actriz australiana fue la elección perfecta para encarnar a la icónica muñeca, no solo porque su belleza y talento están a la altura de las circunstancias, sino porque además Margot Robbie se cargó la producción y promoción de la película al hombro. En su rol de productora, trabajó a la par de la directora para convocar a un dream team, desde el director de fotografía Rodrigo Prieto (El Lobo de Wall Street) hasta la diseñadora de producción Sarah Greenwood (La Bella y la Bestia), pasando por el famoso productor y compositor británico Mark Ronson (Nace una estrella) en el excelente soundtrack y la diseñadora de vestuario Jacqueline Durran (Mujercitas) creando el guardarropas de ensueño de Barbie.

Por su parte, el estilista Andrew Mukamal fue el encargado de todos los despampanantes looks de Margot Robbie en la gira de prensa por el mundo, un tour casi sin precedentes por su despliegue y amor por el detalle en cada una de las presentaciones. Ese mismo amor por el detalle que Greta Gerwig puso en cada una de las decisiones creativas de la película: los sets reales pintados a mano, las sutiles referencias culturales y apariciones especiales, las influencias de películas musicales, clásicos del cine francés y americano, los homenajes a los artistas que la inspiraron y todo ese entusiasmo, visión y dedicación que trasladó a cada aspecto de la producción.

“Los humanos tienen un solo final, pero las ideas viven por siempre.”

Además de recuperar la dimensión de la muñeca como idea, la película también explora otros ángulos inesperados de Barbie, siempre con ese humor ácido y existencialista que caracteriza la filmografía de Greta Gerwig y Noah Baumbach, repleta de protagonistas que atraviesan algún tipo de crisis interna y en conflicto con los mandatos de la sociedad. En el caso de Barbie, una apariencia perfecta que se cae a pedazos cuando la invaden pensamientos intrusivos sobre la muerte, un concepto que no debería pasar nunca por la cabeza de un juguete -menos uno tan icónico como Barbie– precisamente porque no mueren: viven por siempre en la memoria colectiva.

Atormentada ante la perspectiva de una vida en el exilio, la estereotípica Barbie visita a la “Barbie rarita” (interpretada por una de las mujeres más graciosas del mundo, aka Kate McKinnon) y comienza un viaje de introspección y entendimiento que la lleva al “mundo real” y a descubrir que todo es muy distinto a como se lo imaginó. Quizás el argumento suena familiar, pero la ejecución es tan original y diferente a todo que eleva a Barbie a la categoría de las mejores sátiras sobre productos culturales que existen.

Ella es todo

La película de Barbie es autorreferencial, es meta y es completamente consciente de los virtudes y defectos de su protagonista, aunque ella misma no lo sepa. Se ocupa de revisar todos los aspectos históricos y las diferentes perspectivas sobre la muñeca, desde su potencial de inspirar a las niñas de todo el mundo hasta su capacidad de traumarlas por siempre con sus estándares de belleza y éxito inalcanzables. 

Barbie: las influencias cinéfilas de Greta Gerwig para su tercera película

Con una explosión de colores, ingenio y música, Barbie ironiza sobre las corporaciones, el patriarcado, la maternidad, el feminismo y los movimientos de liberación, todo al mismo tiempo, mientras narra una historia entretenida sobre qué significa ser humano. A pesar de mezclar géneros tan distintos como el musical, la comedia slapstick, el drama introspectivo de las coming of age y la fantasía infantil, el ritmo no decae en ningún momento, y tiene tantas capas de lectura que sirve tanto para divertir al público general como para indagar en temas más complejos.

Si bien la mayoría de estos temas se tratan de forma superficial, son una puerta de entrada para las jóvenes mentes de todo el mundo y una invitación a despertar la curiosidad, a cuestionarse las reglas y los mandatos, a recorrer un camino diferente al que dicta la sociedad, la familia o las demás instituciones. A diferencia de muchas películas del género, que buscan la corrección de las formas para complacer al mayor rango de audiencia posible, Barbie se hace cargo de su discurso y de su ideología, aunque no se toma nada demasiado en serio.

Y él es solo Ken

En este sentido, el personaje de Ken juega un rol fundamental, y la interpretación de Ryan Gosling es clave para darle a su protagonista el contrapunto perfecto. Incluso, si nos ponemos a analizarlo más detenidamente, parece esconder un mensaje más profundo en la inusitada importancia que cobra su personaje, dentro de una película que en teoría es exclusiva de Barbie. Tanto, que Ryan Gosling corre el riesgo de “robarse” el protagónico a fuerza de carisma y timing cómico, una decisión que sin dudas también forma parte de un riesgo calculado por parte de su directora.

blank

Hay mucho más para desmenuzar sobre el mundo rosa de Greta Gerwig, pero lo haremos en otras notas con spoilers más adelante. En este momento, a pocas horas de su estreno en las carteleras de todo el mundo, lo importante es que la película vive a la altura de las enormes expectativas que generó, e incluso las supera. Convertida en un fenómeno cultural desde antes de su estreno, la Barbie de Greta Gerwig ya se aseguró de ser una de esas ideas que vivirán por siempre. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas Relacionadas

Frances Ha: Una oda en blanco y negro a la eterna adolescente incomprendida
Mumblecore: El género que sabe conectar con el corazón de los millenials

Enfocado en los diálogos y el naturalismo, este movimiento tuvo un boom en los últimos años. Analizamos sus orígenes así como sus mayores exponentes.

blank
Hacks – Temporada 3: nuestras comediantes favoritas vuelven mejor que nunca

Después de casi dos años, Deborah y Ava regresan con nuevos desafíos y con la misma química de siempre

blank
Observados: Llega al cine el thriller sobrenatural de Ishana Night Shyamalan

El debut de la hija del director de Sexto Sentido destaca por sus climas y el mito que construye, en un escenario voyeurístico con un talentoso elenco.

blank
The Acolyte: La serie de Star Wars debuta con dos episodios muy sólidos

La nueva historia de la franquicia galáctica en Disney+ está ambientada 100 años antes de la Saga Skywalker y dirigida por la creadora de Muñeca Rusa.

blank

Ana Manson

Editora