Fuck Off

Succession: cinco películas para despedir a la serie y sobrevivir en el intento

Entre conexiones con la obra de Shakespeare, comedias negras o historias sobre ruines millonarios, repasamos cinco títulos para encarar el duelo.

por | May 27, 2023

Succession: cinco películas para despedir a la serie y sobrevivir en el intento

La despedida de una serie amada siempre deja un vacío, nos hace transitar un duelo cuando vemos que el horario de nuestra producción favorita le pertenece ahora a otro título. Con un Mayo que le da final a algunas de las mejores series en televisión, les decimos adiós a Barry (2018-2023), Ted Lasso (2020-2023) y a la que se convirtió en la tragicomedia más impactante de los últimos años: Succession (2018-2023). Difícil es afrontar la perdida, pero haciendo un breve análisis podemos encontrar cinco películas que por lo menos nos recuerdan algunos de los rasgos por los que tanto disfrutamos ver a los Roy y su lucha por el imperio de su padre.

King Lear (2018)

Incontables son las obras dentro de la cultura pop que podemos relacionar con las creaciones del poeta más famoso, dando lugar a que encontremos que Shakespeare fue inspiración de películas muy diversas. Es así como podemos ver a Hamlet detrás de tanto The Lion King (1994) como The Northman (2022), así como a un Macbeth en el Japón feudal de Kumonosu-jô (1957) de Akira Kurosawa. Queda claro que detrás de Succession hay varios elementos que podríamos relacionar a la obra del dramaturgo, siendo el King Lear probablemente aquella más abiertamente citada.

Recomendar una sola adaptación de esta obra es difícil, pero la protagonizada por Anthony Hopkins en 2018 es imperdible y un deleite para aquellos que gusten del cine británico, ya que muchas son las caras fáciles de reconocer. Contando los últimos tiempos de la vida del monarca, encontramos al Rey Lear preparándose para entregar su poder a sus yernos, decidiendo dividir su reino dependiendo de la manera en que sus tres hijas puedan halagarlo. Las mayores lo endulzan con palabras tanto de amor como admiración, pero la tercera y más joven, Cordelia (Florence Pugh), se ve incapaz de vender su afecto.

blank

Es fácil trasportarnos al anteúltimo episodio de la serie, con los hijos de Logan Roy (Brian Cox) decididos a enaltecer la figura del tirano. A pesar de que Connor (Alan Ruck) es el mayor, este se encuentra casi exiliado a la hora de tomar decisiones familiares, ignorado por el mismo Logan al heredarle su propio nombre a su segundo hijo como si este fuese su primogénito. Es así como Kendall (Jeremy Strong) toma la batuta, hablando con palabras tan calculadoras como las de Regan (Emma Thompson). Siobhan (Sarak Snook) se muestra un poco más emocional como la impetuosa Gonedril (Emily Watson), mientras que Roman (Kieran Culkin), a pesar de su preparación para el discurso, es finalmente incapaz de ser parte del juego y una vez más se muestra como el más afectado emocionalmente por la pérdida.

El Rey Lear es una obra sobre la ceguera en sus múltiples interpretaciones, un tema que se traslada fácilmente a los tiempos de las fake news y la manipulación que los medios de comunicación ejercen cuando se trata de formar narrativas políticas. La maleable lealtad de los lacayos de Lear es algo que también vemos en la serie, en donde los autoproclamados perros no tienen vergüenza de ladrar con tal de permanecer dentro de la corte de los Roy.

La obra tiene relación directa dos de los protagonistas de la serie de HBO, ya que Cox no solo interpretó al Duque de Burgundy en una versión televisiva en 1983, sino que subió al escenario durante una temporada para interpretar a Lear en 1990. Esto resulto en una experiencia desgastante que lo llevo a escribir The Lear Diaries (2007), un texto bastante aplaudido dentro de la comunidad teatral. Por su parte, en 2099 Sarah Snook  dio piel a Cordelia en el teatro de su Australia natal.

blank

Citizen Kane (1941)

Amantes del séptimo arte o espectadores casuales por igual, a través de una clase sobre cine o gracias a referencias en The Simpsons (1989-), difícilmente no reconozcamos por lo menos alguna escena o elemento de este clásico.  Contada como una póstuma reconstrucción de la vida de un magnate de la prensa, seguimos al periodista Jerry Thompson (William Alland) mientras este intentar descifrar el significado detrás de la palabra que escapó durante ese último aliento: “Rosebud”.

Completamente rupturista por su narrativa visual, lo innovador de sus encuadres, edición de sonido y los incontables análisis de los que continuará siendo musa, a la película más grande de Orson Welles tampoco le faltó la controversia. Claro fue como el director se basó en el empresario William Randolph Hearst a la hora de crear al personaje central. Pero así como Charles Foster Kane (Welles) y Hearst comparten muchas características, lo mismo podemos decir de Logan Roy. Construyendo un imperio desde la nada misma, tanto Kane como Logan son la personificación del sueño americano: hombres nacidos en la pobreza pero cuya enorme ambición los llevo a convertirse en semi-dioses del capitalismo.

Fue en el anteúltimo episodio de Succession, durante el funeral de su patriarca, cuando la serie terminó de explicitar la conexión entre ambos títulos. Porque la mayor interrogante de la vida de Kane, representación de su inocencia perdida y corazón del magnate, no es tan distinta de aquella memoria que Ewan Roy (James Cromwell) menciona en el elogio a su hermano. En el caso de Logan, un sentido de culpa infundada tras la muerte de su hermana menor Rose fue aquello que marcó un antes y un después en su vida. Así como le sucedió a Kane, la perdida de tanto Rose como Rosebud dieron paso al nacimiento de titanes.

blank

The Menu (2022)

Si hay algo que caracteriza a los Roy y los círculos en los que se mueven es su frivolidad y los lujos por los que se regodean. Por eso puede resultar un acto hasta catártico ver la manera en que se los ridiculiza cuando son capaces de humillarse o sabotearse con tal de mantener esos estilos de vida. Es testimonio de la genialidad de Jesse Armstrong, creador de la serie, la manera en que logra que igualmente empaticemos con personajes completamente despreciables, personas a las que vimos cometer actos espantosos y que seguramente nos menospreciarían a nosotros también.

La película protagonizada por nuestra Anya Taylor Joy tiene un espíritu similar. Es así como nos la presentan acompañando a su pareja Tyler (Nicholas Hoult) en un viaje hacia una isla en donde serán participes de la más exclusiva de las experiencias culinarias. El Chef Slowik (Ralph Fiennes) propone una experiencia no solo para el deleite de un paladar refinado, sino que da lugar a un happening, una obra conceptual de la cual participan sus comensales.  

La obvia sátira al capitalismo tardío es probablemente la crítica que más comúnmente se escucha cuando se habla de esta película, pero eso es parte de su gracia. The Menu plantea la oposición entre dos ideas: el producto refinado con un mensaje profundo y el simple disfrute de algo tan común como una hamburguesa. Al final, podemos decir que a pesar del empaque en que se nos sirve, la película es una hamburguesa en sí misma. Porque así como en Succession puede haber cierto sádico deleite al ver a estas personas horrendas sufriendo, todos aquellos interesados en una película de horror como esta esperan una cosa muy sencilla: entretenerse viendo cómo  un montón de millonarios horribles son asesinados.

blank

Death at a Funeral (2007)

Otro de los puntos que la serie maneja con maestría es la manera en que, sobre una pirámide de subtexto, conviven tanto el drama como el humor, exponiendo las miserias de sus personajes hasta llegar al punto del más absoluto ridículo. Por esa razón, no puede quedar fuera de la lista esta comedia británica protagonizada por el actual Presidente de ATN, Tom Wambsgans.

Muy a tono con esta cuarta temporada, la película se centra alrededor del funeral del padre de Daniel (Matthew Macfadyen) y el desfile de excéntricos familiares que vamos conociendo en el camino. Entre inesperados alucinógenos y algún que otro chiste escatológico, presenciamos uno de los primeros largometrajes en darle un papel central al querido Peter Dinklage antes de que Game of Thrones (2011-2019) lo llevara el estrellato. Pareja escondida y parte de la doble vida de este patriarca ahora muerto, el personaje de Dinklage busca no solo una despedida sino un reconocimiento que le corresponde tras haber compartido tantos años de su vida con el padre de Daniel.

Dirigida por Frank Oz, titiritero y voz original del Maestro Yoda, Oz ya había demostrado su gusto por el humor negro al ponerse en el hombro la segunda adaptación a la pantalla del musical Little Shops of Horrors (1986). La película podrá parecer la típica comedia de enredos, pero logra encontrar el balance entre el más ridículo humor y un gran corazón al hablar de la pérdida de un ser amado.

blank

Ready or Not (2019)

Nos encontramos en la noche de bodas de Grace (Samara Weaving), una joven que cumple el sueño de toda una vida ya que, huérfana de muy chica, no hay nada que ella añore más que tener una familia. Pero de todos los compañeros que podría haber elegido, Alex (Mark O’Brien) sorprendentemente es parte de una familia todavía más complicada que los Roy.  O más escabrosa.

La gran cantidad de traiciones que se dan en Succession deja en claro una cosa: ciertas personas están dispuestas a  vender su alma al diablo con tal de tener lujos y poder. El clan de Les Domas toma esto literalmente. Las tradiciones y los rituales son de extrema importancia para ellos, sobre todo cuando el diablo mismo les dio todas sus riquezas y una buena fortuna que se extendió por generaciones. A cambio, se les pidió que durante la noche de bodas de todo aquel que se case con alguno de sus descendientes, este nuevo miembro de la familia elija un juego al azar. Si jugar a la escondida es lo que toca, deben cazar y sacrificar al nuevo Le Domas, de lo contrario el resto de la familia sufrirá una muerte horrible.

Dinámica y divertida, esta comedia negra no pierde un segundo al ponerse en marcha. Weaving no solo de a poco se va haciendo lugar como una de las nuevas Scream Queens del cine de horror, sino que resulta fácil adorar a su Grace. La chica no solo es resiliente y creíble, llena de simpáticos desperfectos comparada a otras protagonistas. ¿Cómo no caer bajo el encanto de esos  magníficos y tan sentidos insultos que dedica a esta familia de torcidos burgueses? Esta película tranquilamente podría ser parte de la trilogía de bodas de HBO, con el casamiento de Connor y la Boda Roja como parte del combo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas Relacionadas

Frances Ha: Una oda en blanco y negro a la eterna adolescente incomprendida
Mumblecore: El género que sabe conectar con el corazón de los millenials

Enfocado en los diálogos y el naturalismo, este movimiento tuvo un boom en los últimos años. Analizamos sus orígenes así como sus mayores exponentes.

blank
Hacks – Temporada 3: nuestras comediantes favoritas vuelven mejor que nunca

Después de casi dos años, Deborah y Ava regresan con nuevos desafíos y con la misma química de siempre

blank
Observados: Llega al cine el thriller sobrenatural de Ishana Night Shyamalan

El debut de la hija del director de Sexto Sentido destaca por sus climas y el mito que construye, en un escenario voyeurístico con un talentoso elenco.

blank
The Acolyte: La serie de Star Wars debuta con dos episodios muy sólidos

La nueva historia de la franquicia galáctica en Disney+ está ambientada 100 años antes de la Saga Skywalker y dirigida por la creadora de Muñeca Rusa.

blank

Ro Tapias

Artista visual. Madre de dragones, gatos y un corgi. Hablo de cine, a veces demasiado.