Una red de coincidencias

El nacimiento de Miles Morales: Una historia de película que se volvió realidad

Con el estreno de Spider-Man: Across the Spider-Verse, era momento de repasar la serie de casualidades que llevaron a la creación del personaje.

por | Jun 16, 2023

El nacimiento de Miles Morales: Una historia de película que se volvió realidad

Los superhéroes son emblemas de la cultura, parte intrínseca del entretenimiento, y son varios los personajes que -aunque en tu vida te hayas interesado en ellos- conocés de memoria. A raíz de esto, hay nombres que no se pueden separar de estas entidades. Bruce Wayne es Batman, Clark Kent es Superman, y Peter Parker es Spider-Man. Al menos, este fue el caso hasta 2011.

Con el estreno de Spider-Man: Into the Spider-Verse (2018) se presentó de manera masiva al personaje de Miles Morales, un nuevo héroe arácnido que tomaría el manto que por décadas le perteneció a Parker. Para los que no eran seguidores de los cómics o series animadas y que adquirían sus conocimientos solo de las películas, esta era la primera vez que siquiera escuchaban el nombre de Miles.

Por supuesto que los reaccionarios y paladines de lo tradicional se alzaron por la “inclusión forzada” y se sentían indignados de que quisieran imponer a un Spider-Man afroamericano y latino. Pero la historia de cómo este personaje llegó a ser es mucho más apasionante que una simple decisión ejecutiva para expandir la cuota de representación. Es un signo del cambio de los tiempos, de la influencia de internet en la cultura popular, y del amor de un padre que quería que sus hijas se vieran representadas en un héroe, de la misma manera que él lo hizo con Peter Parker.

El nacimiento de una estrella

Aunque puede que lo más lindo de esta historia, es que la creación de Miles se dio casi por casualidad y empezó como un chiste de Twitter. Corría el año 2010 y una nueva película de Spider-Man era inminente, en las redes sociales no tardaron en empezar a proponer candidatos para ponerse en la piel de Peter y uno de ellos cambiaría todo: Donald Glover.

A finales de la década pasada, el actor, músico, guionista y tantas cosas más no era lo que es ahora. Aparecía en la serie Community (2009-2015) y se lucía por su talento en la comedia. En estos días de frenesí en Twitter, un usuario dijo que Glover debía ser el nuevo Spider-Man. El actor lo retuiteó y sin saberlo, empezó la génesis de Miles Morales. 

Finalmente, el rol del nuevo Parker fue para Andrew Garfield en la inconclusa saga de The Amazing Spider-Man. Pero nadie se había olvidado de la campaña viral de redes, las juntadas de firmas y -por sobre todas las cosas- las ganas de Glover de interpretar al personaje.

Lo que los fanáticos y el mismísimo Donald no sabían, era que en Marvel, la idea de un nuevo Spider-Man estaba en la mesa desde hacía un tiempo. No había nada sólido, ni tampoco sabían muy bien cómo lo harían, pero de algo estaban seguros: era hora de que Peter Parker diese un paso al costado. 

En esta época, el artista de cómics Brian Michaels Bendis trabajaba para la casa de las ideas y era el guionista del personaje, por lo que estaba consciente de la bajada editorial que existía con respecto al futuro. El problema es que no había una idea acerca de cómo hacerlo.

Esto se mantuvo así hasta el 23 de septiembre de 2010, cuando se estrenó la segunda temporada de Community.

Cinco segundos y una vida

La serie creada por Dan Harmon es una de las comedias más populares de finales de los 2000; su estilo de humor, su guion y sus personajes no tardaron en convertirse en un fenómeno y muchas de sus líneas se introdujeron en la cultura popular y ya son referencias inescapables.

Casi todo este éxito fue planeado, no le resultó una sorpresa ni a Harmon, ni a los hermanos Russo, que eran productores ejecutivos. Pero lo que no imaginaban era que serían responsables de inspirar a un guionista de cómics para cambiar la historia de uno de los personajes más icónicos del mundo.

El primer episodio de la segunda temporada, Anthropology 101, se estrenó el 23 de septiembre de 2010 y el cold open muestra a los protagonistas despertando para el primer día de un nuevo semestre de universidad. El segundo en aparecer era Troy, el personaje de Donald Glover, y su pijama era una remera de Spider-Man y un pantalón azul. Cinco segundos está en pantalla con el logo del héroe en el pecho, eso fue todo. Pero eso fue suficiente.

El actor, que ya sabía lo que se había generado en internet con la idea de que él tomara el manto del héroe, convenció a los guionistas y productores de la serie para incluir una pequeña broma con el traje de Spider-Man. No era más que una referencia a un chiste de Twitter, jamás pensó, ni él ni ninguno de los que aprobaron la idea, que sería el nacimiento de un nuevo Spider-Man.

Cinco segundos, eso fue todo lo que hizo falta para que Bendis viera a Glover en pantalla y pensara “ese sería un concepto interesante, un nuevo Spider-Man, afroamericano”. Vaya si lo era.

Todo empieza por casa

Cómo todo guionista o artista de cómics, Bendis creció leyendo números de diferentes héroes, pero siempre se sintió particularmente interpelado por Spider-Man y Peter Parker. Algo que supo diferenciar a Marvel de la “distinguida competencia” -como Stan Lee llamaba a DC-, era que sus personajes eran personas comunes que lidiaban con problemas comunes. Sí, habían adquirido poderes, pero no dejaban de ser personas ordinarias. 

Esto es clave en el personaje de Spider-Man: cualquiera puede usar la máscara porque ese destino le podría haber tocado a cualquiera, pero la diferencia es que Peter decide aceptar esto y cargar con la responsabilidad que conlleva su poder.

Que Peter empezase como un adolescente común y corriente, que luego fuera un fotógrafo al que le costaba llegar a fin de mes, hizo que muchas generaciones se pudiesen sentir reflejadas en él, y también inspiradas. Bendis era una de estas personas, cuando empezó a leer cómics, uno de los personajes que más lo interpelaba era Spider-Man, se podía ver reflejado en Peter. Pero en 2010, se dio cuenta de que sus hijas quizás no se sentirían de la misma manera.

En una entrevista con el podcast Ultimate Spin en 2017, Bendis contó que ve el mundo a través del mismo lente que sus hijas, que eso le ayuda a recordar sus propias experiencias. Sus hijas son adoptadas, una es afroamericana y la otra etíope. Esto le da otra perspectiva sobre los personajes que hay, y las diferencia que existen en cuanto a la representación.

En el podcast contó que uno de los motivos por los que creo a Miles Morales, el primer Spider-Man afroamericano y latino, era porque quería hacer un personaje que pudiese iniciar un debate sobre la raza en los cómics; pero por sobre todas las cosas, quería crear un personaje que le permitiese a los lectores de color conectar sus identidades con el mundo en las viñetas, de la misma manera que él lo hacía con Peter Parker cuando era chico.

Quería que sus hijas pudiesen leer cómics y sentirse representadas e identificadas con alguno de los héroes, y no hay mejor héroe con el que sentirse identificado que Spider-Man.

De un concepto a un ícono

Una idea que nació en las oficinas de Marvel de cambiar a Spider-Man, el anuncio de una nueva saga de películas del personaje, un fan de Twitter con una opinión, un actor entusiasmado, un chiste en una serie, y un guionista con ganas de que sus hijas vieran en el personaje lo mismo que él había visto. Todo esto llevó a que en 2011 llegase a las viñetas por primera vez Miles Morales, un adolescente de Brooklyn, hijo de un policía aforamericano y una enfermera latina. 

Ultimate Comics: Fallout #4 fue publicado en agosto de ese año y fue la introducción oficial del nuevo héroe. El cómic fue un éxito y no quedaron dudas de que él estaría a la altura de su antecesor. Después de eso llegó a las series animadas, fue ganando cada vez más popularidad, y en 2018 finalmente llegó su momento, cuando se coronó como el mejor protagonista de una película de Spider-Man y posiblemente de una película de superhéroes en general. 

Spider-Man: Into de Spider-Verse es un antes y un después para la animación y para un género que cada vez cae más en la repetición. Pero Phil Lord y Chris Miller se dieron cuenta, así como Bendis en su momento, que era hora de que alguien más use el traje. Y gracias a eso hoy tenemos dos películas casi perfectas y un héroe que ya se ganó nuestros corazones.

Todo llega, no siempre como se lo espera, pero llega

Donald Glover fue Spider-Man solo con una pequeña aparición en la serie animada Ultimate Spider-Man (2012-2017), en la que le dio voz a Miles Morales. Pero en Spider-Man: Homecoming (2017), el actor aparece en una escena como Aaron Davis, y en su encuentro con Peter le cuenta que tiene un sobrino que vive en la ciudad. Eso fue todo lo necesario para introducir a Miles a la continuidad del MCU, y también para poner a Glover como Prowler, uno de los villanos del héroe.

Quizás ya no puede ser Spider-Man, pero como la persona que despertó la idea que creó a uno de los personajes más interesantes de los últimos años, merecía ese reconocimiento. Porque sin él, hoy no podríamos estar hablando de la maravillosa Spider-Man: Across the Spider-Verse (2023).

Se dice que el aleteo de una mariposa puede provocar un tsunami al otro lado del mundo, la menor de las acciones puede cambiar el curso de la historia. En este caso, un chiste en Twitter se convirtió en Miles Morales y la mejor saga de superhéroes de la historia.

Notas Relacionadas

SAG Awards 2024: La fiesta del gremio de actores después del triunfo

La 30º entrega de los premios elegidos por los actores fue una fiesta de homenajes y premios muy predecibles que consolidan la carrera a los Oscar.

La Zona de Interés: Un ejercicio repetitivo sobre la banalización del mal

La película del director británico Jonathan Glazer nos presenta una nueva arista del horror Nazi y se perfila como la favorita para llevarse el Oscar a Mejor Película Extranjera.

“Duna: parte 2” de Denis Villeneuve – El imperio contraataca (y el desierto resiste)

La secuela de Dune termina de adaptar el primer libro de la saga, con un despliegue digno de las mejores sagas de fantasía de la historia del cine.

Past Lives: Una historia muy íntima sobre el amor, la identidad y el destino

Más de un año después de su aclamado estreno en el festival de Sundance y con dos nominaciones a los Oscars, llega a los cines argentinos la ópera prima de Celine Song.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *