Soy tu fan

Swarm: la aterradora nueva serie de Donald Glover, una de las sorpresas del año

La comedia negra cocreada por el showrunner junto a Janine Nabers se inspira en la figura de Beyoncé para mostrar los extremos del fanatismo.

por | Abr 2, 2023

Swarm: la aterradora nueva serie de Donald Glover, una de las sorpresas del año

Mientras su hermana Marissa (Chloe Bailey) pasa tiempo con su pareja y se ocupa de pagar el alquiler, Dre (Dominique Fishback) se oculta en su habitación, saca una reluciente tarjeta de crédito, entra a una página para comprar tickets para el concierto de la estrella pop Ni’Jah (Nirine S. Brown) y sonríe aliviada cuando la adquisición se finaliza.

Un día menos para estar cerca de esa mujer a la que posiciona en un altar, cuya música significa para ella mucho más que una vía de escape. Es una filosofía de vida, un alimento para empoderarse que la disocia de su realidad y, en consecuencia, una forma de fanatismo que se va volviendo cada vez más extremo.

Swarm (2023), la serie creada por Donald Glover y Janine Nabers, cuyos siete episodios ya se encuentran disponibles en Prime Video, está fuertemente inspirada en el famoso fandom de Beyoncé llamado BeyHive, esa colmena famosa por la férrea defensa de la artista en redes sociales.

Los showrunners no solo no intentan ocultar los paralelismos -los videos de Ni’Jah remiten a la estética de los discos Beyoncé (2013) y Lemonade (2016), con esas coreografías perfectas en las que su factótum marca el ritmo, los movimientos, y el discurso que hay detrás de esos bailes embriagadores- sino que también lo revelan a través de una placa que aparece en cada capítulo.

“Esta no es una obra de ficción. Cualquier similitud con personas reales, vivas o muertas, o eventos es intencional”, nos advierten Glover y Nabers en el preludio a una suerte de road trip macabro que emprende Dre cuando halla muerta a su hermana y siente que ella misma no tiene motivos para vivir.

Swarm: la aterradora nueva serie de Donald Glover, una de las sorpresas del año

Sin embargo, allí está la imagen hipnótica de Ni’Jah en un afiche que brilla para recordarle que una de las cosas que compartía con Marissa era su devoción por la cantante. Así, Dre deja de mostrarse vulnerable y pone en marcha un siniestro modus operandi: el asesinato de personas que hayan ofendido, a través de las redes, los medios o en comentarios casuales, a la cantante que, en su cabeza, suple el rol de su fallecida hermana.

La premisa, el mostrar los extremos del fanatismo con la comedia negra como base, les permite a los showrunners concebir secuencias de impronta indie (estéticamente podríamos emparentarla con Atlanta) en las que la mayoría de los gags funcionan, como el sonido recurrente de las abejas que escuchamos antes de que Dre aceche a una nueva víctima o su obsesión con la búsqueda en Twitter de comentarios despectivos hacia Ni’Jah.

“¿Quién es tu artista favorito?”

Swarm: la aterradora nueva serie de Donald Glover, una de las sorpresas del año

La pregunta esbozada por la protagonista es un golpe de efecto que va en la línea del humor negro del primer tramo de Swarm. Cuando la respuesta no es la que Dre espera, su rostro gira, sus ojos se abren, y podemos dilucidar qué sucederá luego. Por lo tanto, Glover y Nabers apuntan al cómo, construyendo escenas en las que se lucen figuras como Paris Jackson y, en especial, la cantante Billie Eilish en su auspicioso debut actoral.

Ese cuarto capítulo en el que aparece la joven artista (un guiño en sí mismo) termina de configurar la psiquis de Dre. Cuando se siente atrapada en un lugar idílico, sin posibilidad de acceder a ese celular con el que se comunicaba con su hermana (el trauma es un tópico que le da una capa extra a Swarm cuando corre el riesgo de volverse reiterativa), la joven arrasa con todo lo que implique una traba, un impedimento, un obstáculo en su búsqueda del Santo Grial: el concierto de Ni’Jah donde la disociación pasa a ser definitiva.

Swarm: la aterradora nueva serie de Donald Glover, una de las sorpresas del año

A medida que Dre se ve acorralada, la serie vira hacia el terror psicológico con un interesante estudio de su personaje central y una interpretación simplemente extraordinaria de Fishback, cuyo talento ya despuntaba en la película Judas and the Black Messiah (2021). La actriz debe atravesar diferentes estadios, desde mostrar el frenesí por su sacrosanta cantante favorita con cierto infantilismo hasta transmitir temor cuando su rostro se desfigura y, en medio de un ataque de llanto, comete uno de los asesinatos más espeluznantes y angustiantes de la ficción.

Previamente, Swarm incluye un falso documental, el mockumentary que vemos en el brillante episodio “Fallin’ Through the Cracks” en el que una detective se pone al hombro la búsqueda de Dre. Es su investigación, donde el humor nuevamente aliviana momentos duros, la que arroja luz sobre el pasado de esa joven, directamente relacionado con una dinámica familiar agobiante y perturbadora.

Swarm, una de las grandes sorpresas en lo que va del año, se podría haber quedado en lo anecdótico -hay una recreación de un episodio que habría vivido Beyoncé filmada magistralmente por Adamma Ebo-, en la acumulación sistemática de guiños cancheros (que los hay, solo que bien dosificados) y, sin embargo, al llegar al final de su historia, demuestra que puede moverse en diferentes terrenos con la misma inteligencia.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas Relacionadas

Furiosa: La precuela con Anya Taylor-Joy es puro espectáculo visual

A casi diez años de Mad Max: Fury Road, llega al cine la nueva película de George Miller sobre el origen del personaje que popularizó Charlize Theron.

Doctor Who: Empieza una nueva era y así son los primeros episodios

Presentando el folclore de la serie para el nuevo público, esta temporada inicia con misterios y uno de los mejores villanos de su era moderna.

El efecto Bridgerton: ¿Por qué amamos a los hombres de la Regencia?

En los últimos años, la llamada “literatura rosa” se obsesionó con el período histórico popularizado por Jane Austen, enamorando a casi todo el mundo.

The Sympathizer: Puntos de vista que desafían el cuento creado por Hollywood

Park Chan-Wook vuelve a traer a la guerra de Vietnam a la pantalla, deconstruyéndola desde la mirada de un espía de identidad y lealtades divididas.

Milagros Amondaray

Más de 20 años de experiencia en crítica de cine y TV, redacción y edición editorial en medios digitales e impresos.