Si bien The Time Traveler’s Wife (2022-) tuvo un comienzo trastabillado, poco a poco logró establecer su propuesta con ciertas distancias y cercanías de su versión anterior. En los últimos dos episodios pudimos ver más hacia dónde quiere ir la adaptación de la novela de Audrey Niffenegger, realizada por HBO Max.

El gran aporte que hace esta nueva versión es devolverle el protagonismo a la esposa, a Clare Abshire (Leslie Rose), pero también profundizar en esa idea filosófica del eterno retorno, encarnada en el loop temporal entre Clare y Henry.

Entre el pasado y el futuro

Hacia el final de temporada, la relación incipiente entre Clare (de 20 años) y Henry (de 28 años) sigue tensionada por la idealización que tiene Clare de su héroe de la infancia. El amor de su vida no es cualquier Henry, sino el Henry de sus años más maduros, con las palabras justas para ella. El Henry (Theo James) del presente que conoce Clare no llega a cumplir con las expectativas, y nuestra protagonista queda entonces entre el recuerdo del pasado idílico y la esperanza del futuro prometedor.

Por otro lado Henry comienza a dudar de su propia identidad, de si va a llegar a ser suficiente alguna vez para Clare. En el momento de visitar por primera vez a la familia Abshire, la serie vuelve un poco al tono de la comedia romántica clásica con las preguntas incómodas, los chistes fuera de lugar y la sensación de no pertenecer por parte de Henry. Conocemos también a Alicia (Taylor Richardson, All together now), la hermana de Clare, quien conoce la verdad de su nuevo cuñado y funciona no solo como el comic relief sino también que ayuda a Henry del presente a transformarse en el Henry del futuro.

Además de Alicia, Henry recibe la ayuda inesperada de su nuevo amigo «Gómez» (Desmin Borges) luego de aterrizar en un inhóspito y desconocido 2022. En este sentido, Henry no se forma solo por Clare y sus expectativas, sino también por los amigos y familiares que la rodean. Entonces surge la pregunta: ¿Habría un Henry maduro, tal como Clare lo conoce a sus seis años, si nunca lo hubiera conocido a sus veinte?

Así como Henry va creciendo en estos encuentros con el futuro, Clare va deconstruyendo su pasado. Por ejemplo, ve que la chimenea de su casa nunca había sido real, o entiende que quien la cuidaba de pequeña no lo hacía por amor sino porque era su trabajo. Incluso el icónico lugar en donde se encontraba con Henry ya no era como lo recordaba, sino que estaba todo contaminado.

el matrimonio certero

Esa tensión entre el futuro y el pasado explota en Clare. Mientras tanto, Henry comienza a transformarse en su futuro yo justo a tiempo para confortar a Clare. La relación está lista para dar su próximo paso: el matrimonio.

Finalmente llegamos al otro protagonista de la serie, el matrimonio como personaje abstracto pero recurrente en cada uno de los episodios. La promesa de un futuro casados estaba latente en Clare desde que el viajero en el tiempo la visitaba en el claro, pero una vez que esto se acerca a la realidad comienza a perseguir a Henry.

Henry era un chico sin necesidad de pensar en el futuro, porque estaba anclado al pasado por el accidente traumático de su madre. Sin embargo, ahora que conoció a Clare la esperanza por un futuro juntos lo estresa tanto al punto de viajar en el tiempo sin control. La peor pesadilla de cualquier ansioso se vuelve realidad, porque Henry logra ver encarnadas sus preocupaciones: el no poder formar una familia por su condición, ver su propio funeral, o presenciar las futuras peleas matrimoniales.

el futuro incIerto

La serie logra distanciarse por completo de su antecesora en este final de temporada, y a pesar de que sabemos cuál es el verdadero destino de Henry, enciende una esperanza en el espectador, nos hace creer que algo finalmente va a cambiar.

Con un final musical a cargo de Charisse (Natasha López) un poco extraño y sin mucha conexión con la trama, The Time Traveler’s Wife (2022-) nos deja en un cliffhanger que supone una continuación. Sin embargo, la frase final de Clare le pone un cierre a esta historia que se centra -antes que nada- en la relación matrimonial de ellos dos, en ese vínculo inquebrantable que hace que ambos se transformen uno a otro en un loop temporal.

La química entre Leslie Rose y Theo James hace que uno quiera ver más de esta historia, a pesar de algunas fallas de guion. La serie tiene mucho espacio para crecer en una posible segunda parte, de la que nos adelantaron un poco en el último episodio. Por ahora la primera temporada se puede ver completa por HBO Max.

Ayudanos a seguir creciendo

Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con un aporte único o suscripción mensual.

cafecito