Killer Queen

Pearl, X y Mia Goth: la Santísima Trinidad Slasher de Ti West

La actuación de Mia Goth se robó todas las miradas en Pearl y X, dirigidas por Ti West. Y promete volver a hacerlo en MaXXXine, completando la trilogía.

por | Nov 19, 2022

Pearl, X y Mia Goth: la Santísima Trinidad Slasher de Ti West

El estreno de la película Pearl, dirigida por Ti West, despertó la euforia de los amantes del cine durante este 2022. Gracias a los aplausos de la crítica y demás espectadores, hoy en día a su protagonista Mia Goth la posicionan como una de las actrices del año, luego de interpretar uno de los papeles de su carrera. ¿Qué se esconde detrás de este furor que reúne a la sangre, el cine y el sexo?

Hace seis años que no se sabía nada del director. Luego del estreno de In a Valley of Violence en 2016, que reunió a Ethan Hawke, John Travolta y Taissa Farmiga como sus protagonistas, el cineasta volvió en alianza con la productora A24 para el lanzamiento de X (2022), un slasher que terminó funcionando como la segunda parte de una trilogía que empieza con Pearl, estrenada hace poco en Estados Unidos, y terminará con MaXXXine, que ya está confirmada, pero aún no se sabe cuándo empezará a grabarse. 

El Festival Internacional de Cine de Toronto fue una de las sedes cinematográficas elegidas para estrenar Pearl.

En una coproducción con Sam Levinson (Euphoria) y con una fuerte impronta que poseen los films de la productora cinematográfica estadounidense, West llevó adelante una historia que vuelve a los orígenes de las películas de terror clásicas, como The Texas Chainsaw Massacre (1974) de Tobe Hopper, y tomó esas pequeñas influencias para hacer una de las películas del año, tanto en el caso de X como de Pearl, como también de la consagración de Goth como su musa oficial.

El furor causado en las redes sociales por el fenómeno resultó justificado, ya que hasta el mismísimo Martin Scorsese aplaudió el trabajo del director:

“Las películas de Ti West tienen ese tipo de energía que es muy rara de encontrar estos días, impulsada por un puro y genuino amor por el cine. Lo sentís en cada plano. Él y su musa y compañera creativa, Mia Goth, saben de verdad cómo jugar con la audiencia”.

En ese sentido, los números hablan muy bien de la recepción de los films: X, estrenada a principio de año, recaudó 14 millones de dólares, y Pearl llegó a alcanzar a los 9 millones, aunque aún sigue en la cartelera estadounidense, por lo que las cifras pueden seguir en ascenso.

blank

Sobre un posible estreno en Argentina, no hay noticias por el desembarco de la obra de West en las salas nacionales. Aún así, no es poca cosa tener en cuenta que la productora Diamond Films trajo estos últimos años las películas de A24, como fue el caso de Everything, Everywhere, All At Once (2022) de Daniel Scheinert y Kwan, así que no se descartaría la chance.

X: CUANDO EL SEXO SE ENTRECRUZA CON EL HORROR

Una casa en medio del campo, un grupo de jóvenes y un calor que se roba el protagonismo de la historia. Podría estar hablando de The Texas Chainsaw Massacre (1974) de Tobe Hooper, una de las obras más clásicas y consagradas en la historia del cine de terror. Pero no. Es X (2022), un slasher que dio a todos de qué hablar y que mantuvo en vilo a los fans por la continuidad de la historia.

La sinopsis va más o menos así: en medio de la década de los setenta, un grupo de jóvenes viaja a una casa en el campo para grabar “Las hijas del granjero”, su primera película porno con Maxine (Mia Goth) como protagonista, pero a medida que más cómodos se van poniendo con el ambiente, más cosas extrañas comienzan a ocurrir a raíz de la pareja de ancianos, los dueños del lugar, que no dejan de acecharlos y espiar sus comportamientos.

blank
X de Ti West recaudó alrededor de 14 millones de dólares en taquilla.

Con un elenco que integran Mia Goth, Brittany Snow, Jenna Ortega, Kid Cudi y más, el film de Ti West regresa a las bases del cine de terror moderno y ofrece una crítica a la industria pornográfica, que seguirá arrastrándose en sus dos proyectos posteriores con A24, sin dejar de lado el humor negro en la trama. 

Una de las principales claves del terror es que donde hay sangre hay erotismo, y en donde hay suspenso, también hay tensión sexual. Eso es algo que Ti West demuestra saber muy bien y lo lleva con soltura. En donde el placer se encuentra con los gritos de una scream queen, ahí es donde se para el director. 

Pearl: el camino a la fama no significa nada si no hay una misión 

Mientras que X transcurre en plenos años setenta, que coinciden justo con el ascenso del Nuevo Hollywood como movimiento cinematográfico independiente, Pearl (2022) retrocede en el tiempo y se sitúa en 1918 en medio de la Primera Guerra Mundial, para que el espectador pueda entender cuál es el origen de la historia que plantea el director.

blank

Aquí, Mia Goth abandona a Maxine pero se apropia de Pearl, la misma anciana del primer film estrenado, quien encarna a una joven reprimida sexualmente por la ida de su novio a la guerra y por las exigencias y violencia emocional que sufre por parte de su madre, que parece cargarse al hombro la familia a raíz de tener a su esposo en silla de ruedas.

“Quería usar la sexualidad que se ve en la película como una manera de humanizar a los personajes.”

Así lo señaló Goth en una entrevista con W Magazine, en donde también ahondó en sus influencias y contó que, para poder prepararse para el papel, se inspiró en las actuaciones de Bette Davis en What Happened to Baby Jane? (1962) de Robert Aldrich, como así también en Björk en Dancer in The Dark (2000), de Lars Von Trier.

Pearl desea con todas sus fuerzas poder ser actriz y triunfar en el cine, llora por eso y lo que más quiere que en el mundo es asistir a una audición, pero su mamá no quiere saber nada. Muy generacional de la época, la protagonista debería quedarse en su casa haciendo las tareas del hogar, pero decide rechazar su único futuro posible para cumplir sus sueños. “Soy una estrella”, dice ella en oposición.

blank
La actuación de Mia Goth en Pearl la posicionaron como una de las actrices del año.

Si bien la película transcurre en 1918, hay una clara influencia del cine del Hollywood clásico de los años ’30 y ’40, con un homenaje al Technicolor y a películas como El Mago de Oz (1939) de Victor Fleming, Dance. Girl, Dance (1940) de Dorothy Arzner y la filmografía de Douglas Sirk. Además, como las chicas de la época dorada del cine en Estados Unidos, el personaje posee una alta carga feminista que sobresale en cada escena: aquí, las mujeres pueden salir de sus casas, perseguir sus sueños, fumar, bailar en un teatro, e incluso hasta convertirse en asesinas.

El suspenso y el terror vuelven a estar presentes en esta precuela, recurriendo otra vez al slasher como si ya fuera una marca registrada de West a la hora de hacer películas. En ese sentido, el color rojo en el vestido de Pearl parece ser una suerte de pista, dejando entrever los límites desdibujados entre la pasión y la sangre del horror.

Por partes, la película no deja de coquetear con el coming-of-age. Esta muy claro que al principio del film Pearl es una y al final es otra persona. Hay un recorrido importante que repercute en la personalidad del personaje y en su crecimiento, que hace que sea imposible volver hacia atrás. Entre muchas otras cosas, se trata de una historia sobre querer ser feliz y no poder lograrlo.

Mia Goth, una chica gótica en ascenso 

El talento de Mia Goth para meterse en la piel de Maxine y de Pearl la llevaron a ser una de las figuras del año. Tampoco es poca cosa que Ti West la haya convocado para co-guionar el libreto de la precuela de la trilogía, pasando de ser una de sus actrices a la consolidación de una dupla artística y cinematográfica en tan solo meses.

Con sólo 29 años, la actriz británica ya posee un historial a las órdenes de directores consagrados. En 2013 comenzó una carrera que se caracterízó por una personalidad etérea, misteriosa y oscura gracias a su controversial papel en Nymphomaniac III de Lars Von Trier, mismo lugar en donde conoció a Shia LaBeouf, su actual pareja, y en donde protagonizó escenas de sexo reales con sólo 20 años. Años más tarde se cruzó con Robert Pattison, con quien actuó en High Life (2018) de Claire Denis, y también con Dakota Johnson en el remake de Suspiria (2018) de Luca Guadagnino. Además, personificó a Harriet Smith junto a Anya-Taylor Joy en Emma. (2019), dirigida por Autumn De Wilde.

blank
En Pearl, la actriz interpreta a una joven que da todo por ser una estrella.

Mientras la actriz espera a grabar MaXXXine, la tercera parte de la trilogía de West, en donde el film seguirá el camino de la sobreviviente de X en su lucha por intentar entrar a Hollywood y ser una estrella porno, ella parece estar muy satisfecha con el despegue que logró tener en su carrera estos últimos dos años, y confía en que todo seguirá mejor aún.

A diferencia de Pearl, su personaje, ella sí tuvo la dicha de poder cumplir sus sueños. “Este año ha sido una celebración. Es el mejor año de mi vida”, afirmó.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas Relacionadas

blank
Observados: Llega al cine el thriller sobrenatural de Ishana Night Shyamalan

El debut de la hija del director de Sexto Sentido destaca por sus climas y el mito que construye, en un escenario voyeurístico con un talentoso elenco.

blank
The Acolyte: La serie de Star Wars debuta con dos episodios muy sólidos

La nueva historia de la franquicia galáctica en Disney+ está ambientada 100 años antes de la Saga Skywalker y dirigida por la creadora de Muñeca Rusa.

blank
“Inmaculada” vs. “La primera profecía”: Las dos caras del terror religioso

En pleno debate mundial sobre los derechos reproductivos, dos películas convierten el cuerpo de la mujer en terreno — a la vez — sagrado y sacrílego.

blank
Doctor Who – Mitad de temporada: Dando un giro hacia historias más oscuras

Probando que es más que una serie para toda la familia, los últimos episodios se destacaron al ser relatos más dramáticos con un toque de terror.