La muerte les sienta bien

Dead Boy Detectives: Les pibes fantasmas que investigan a los muertos

Llegó a Netflix la primera serie spin-off de The Sandman, que expande a puro terror y encanto el universo de personajes creado por el gran Neil Gaiman.

por | May 29, 2024

El universo de series de Neil Gaiman se expande, a las conocidas The Sandman (2022-) y Good Omens (2019-) se suma Dead Boy Detectives (2024), donde los mismos tópicos y temas se ponen en la mesa pero esta vez con un toque más juvenil y actual. Los fantasmas adolescentes investigan casos paranormales pero también aprenden sobre sí mismos, su sexualidad, sus deseos y sus miedos, y sobre ser -finalmente- humanos.

Los padres de la criatura

Los Dead Boy Detectives nacen en las páginas del cómic The Sandman (1989-2013), en el número 25 en febrero de 1991, con guion de Neil Gaiman y dibujos de Matt Wagner. Allí se cuenta como, por un problema en el Infierno, los muertos no tienen adónde ir y Charles Rowland y Edwin Payne -dos preadolescentes de distintos tiempos, el primero de fines de siglo, el segundo más de los principios del XX- logran escapar de Muerte y empiezan a vivir una nueva vida, muertos; primero salen de la escuela/internado que los vio morir y de ahí, al mundo.

La serie de Netflix parte de esta premisa pero la trae a este siglo, haciendo que los pibes investiguen casos en cada episodio, pero también que exploren su propia sexualidad, sus miedos y sus fracasos. Todo en un marco de terror light, aunque por momentos la cosa pase a un color más oscuro y todo parezca sin salida; pero no, al final la muerte les sienta bien.

La Scooby Gang más Stranger things

En algún momento debemos discutir la influencia de Stranger Things (2016- ) en todo lo que hace Netflix después de que la serie fue (es) un éxito arrollador. Aquí podemos ver cómo esa idea se muestra con el elenco, todos desconocidos hasta el momento del estreno de la serie: George Rexstrew es Edwin Payne, Jayden Revri es Charles Rowland, Kassius Nelson es Crystal Palace y Yuyu Kitamura es Niko.

Ellos conforman el cuarteto protagonista, que van armando sus propias historias con el correr de los episodios y de los casos investigados. Estos tienen mucho de la serie animada original de Scooby Doo (1969), incluso se burlan de eso y lo asumen como una influencia, pero luego la llevan a nuevos rumbos.

blank

Lo de Stranger Things también se nota en el enfoque de hacer que cada episodio conecte con el anterior, haciendo que tengas que darle play al siguiente sin solución de continuidad. En la era del streaming es la norma, pero nunca está de más marcar que quizás Dead Boy Detectives hubiera funcionado mejor con un estreno semana a semana.

Todo fluye

La fluidez de la sexualidad que en el original era sugerida nomás, aquí está al frente. Es otro mundo, más libre o que pretende serlo y la buena ficción debe reflejar el universo que trata de mostrar; así que todo avance es bienvenido. Edwin es el centro desde donde todo fluye, todos los personajes secundarios están atraídos hacia él, siendo su relación con el Cat King (interpretado por Lukas Gage) la más interesante por lo ambigua y sí, juguetona.

Pero el resto de los personajes tiene su propia búsqueda de respuestas que los lleva a nuevas preguntas, algo que en series e historias de otro momento no pasaba, todo estaba prefijado y nada cambiaba el status quo al finalizar cada episodio. Aquí no, todo cambia y fluye y celebramos que así sea.

blank

El caso de la semana

La serie toma el tropo clásico de una investigación por semana de las historias tradicionales de misterio y lo trae a este presente, haciendo que cada episodio tenga una intriga por resolver mientras las narrativas de los personajes, principales y secundarios, avanzan. Es una fórmula probada una y mil veces y que sigue funcionando.

Tendremos fantasmas atrapados en loops temporales, casas embrujadas, animales mágicos, una bruja buscando vida eterna y varios temas más; todo con un sincretismo marcado, el imaginario de Neil Gaiman abreva de todas las fuentes y las hace brillar en cada historia que encara. Además habrá sorpresas para los fanáticos de The Sandman, no decimos qué o quién así ven la serie ustedes mismos.

Dead Boy Detectives es una de las series más lindas del catálogo actual de Netflix, ya que tiene historias de terror matizadas con un toque de encanto que solo las mejores poseen. Todos los episodios de la primera temporada están disponibles en la plataforma, el misterio comienza al darle play.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas Relacionadas

blank
Observados: Llega al cine el thriller sobrenatural de Ishana Night Shyamalan

El debut de la hija del director de Sexto Sentido destaca por sus climas y el mito que construye, en un escenario voyeurístico con un talentoso elenco.

blank
The Acolyte: La serie de Star Wars debuta con dos episodios muy sólidos

La nueva historia de la franquicia galáctica en Disney+ está ambientada 100 años antes de la Saga Skywalker y dirigida por la creadora de Muñeca Rusa.

blank
“Inmaculada” vs. “La primera profecía”: Las dos caras del terror religioso

En pleno debate mundial sobre los derechos reproductivos, dos películas convierten el cuerpo de la mujer en terreno — a la vez — sagrado y sacrílego.

blank
Doctor Who – Mitad de temporada: Dando un giro hacia historias más oscuras

Probando que es más que una serie para toda la familia, los últimos episodios se destacaron al ser relatos más dramáticos con un toque de terror.