Bailando con el diablo

Black Bird: La verdadera historia detrás de la nueva serie de Apple TV+

Taron Egerton se quita los brillos de Rocketman para meterse de lleno en esta escalofriante miniserie basada en hechos reales, que te recomendamos.

por | Ago 13, 2022

Cada tanto aparece una joyita en el mundo del streaming y este es el caso de Black Bird (2022), la flamante miniserie de Apple TV+ basada en una historia real. Seis episodios que logran atraparte en una atmósfera espeluznante y adictiva al mismo tiempo. En gran parte, gracias a la mano de Denis Lehane en el guion, quien tiene varios títulos bajo la manga, ya que fue el escritor de las novelas en las que se basaron Shutter Island (2010) y Mystic River (2003), entre otras. Pero principalmente, por las magníficas actuaciones de Taron Egerton como James Keene y Paul Walter Hauser como Larry Hall.

La historia sigue la vida de James Keene, un ex jugador de fútbol americano con un futuro más que prometedor, que se ve envuelto en malas decisiones que involucran drogas y termina siendo condenado a diez años de prisión. Su reputación de hombre encantador lo precede y así es como le llega una propuesta del FBI que no va a poder rechazar. Su misión es infiltrarse en una cárcel de máxima seguridad, acercarse al recluso Larry Hall -acusado de asesinar a catorce mujeres- y conseguir una confesión antes de la inminente audiencia de apelación que podría dejarlo en libertad.

Lo extremadamente cautivador del asunto es el personaje del asesino serial, Larry Hall, ya que logra por momentos hacerte dudar sobre su culpabilidad, apelando a su gran imaginación para narrar historias. Paul Walter Hauser -a quién vimos en un registro muy diferente en Cruella (2020)– te pone la piel de gallina durante cada segundo que está en la pantalla. De un instante a otro puede convertirse en un hombre tímido con problemas de salud mental, a helarte la sangre con una mirada fulminante y relatos impactantes que te estrujan el corazón. Un trabajo sublime que ojalá sea reconocido como merece.

Por otro lado, fuera de la cárcel están los detectives Brian Miller y Lauren McCauley, interpretados por Greg Kinnear y Sepideh Moafi, buscando pruebas, siguiendo los caminos de Larry Hall y obteniendo resultados que contribuyen a la creación del gran misterio alrededor del personaje. La serie logra que sientas el peso de las niñas que asesinó, mostrándonos un puñado de escenas de ellas viviendo sus vidas antes de cruzarse con Larry. Es realmente desgarrador y una enorme decisión, en ningún momento veremos las escenas crudamente plasmadas en la pantalla, pero las vamos a sentir a través de los relatos del mismo asesino.

DE LOS BRILLOS A LA OSCURIDAD

Taron Egerton empezó su camino actoral siendo el héroe de la franquicia Kingsman que arrancó en 2014, demostró su carisma en Eddie the Eagle (2015) y hasta pudo dar a conocer su excelente voz en Sing (2016). Pero fue con la maravillosa Rocketman (2019) que se ganó un lugar en Hollywood. Su gran transformación para interpretar al músico Elton John lo llevó a la cima, consiguiendo su primer Globo de Oro y una nominación al BAFTA. Le quitaron la nominación al Oscar que se merecía con creces, pero se ganó el prestigio y respeto de todo el ambiente cinematográfico. Ahora deja las plumas y los lentes coloridos de lado, para convertirse en este joven arrogante y carismático que recibe una cachetada de realidad de la manera más escalofriante.

Siendo también productor ejecutivo de la serie, el actor galés confirmó en varias entrevistas que convertirse en Jimmy Keene fue el desafío más difícil e importante de su carrera. No solo se transformó físicamente -aumentando su masa muscular-, sino que demuestra un rango actoral impresionante, cambiando de registro de un minuto a otro y dejando -una vez más- el cuerpo y el alma en cada escena. Taron Egerton está eligiendo muy sabiamente sus proyectos y denota un don especial para retratar historias basadas en hechos reales, logrando generar vínculos muy genuinos con los artistas con los que trabaja.

RIENDO CON EL DIABLO

El pájaro negro se suele asociar con la muerte, con la llegada de malos augurios y una oscuridad que atormenta el alma. Todo este simbolismo es perfecto para entender la clase de personaje que es Larry Hall, un hombre que se cruza en la vida de las mujeres para convertirlas en un infierno. Este hombre de carne y hueso que existió en la vida real, fue también la peor pesadilla de Jimmy Keene.

El verdadero Larry Hall

La serie se escribió teniendo como base la autobiografía del propio James Keene, titulada “In with the Devil: a fallen hero, a serial killer, and a dangerous bargain for redemption” (2010). Allí cuenta toda su experiencia encerrado diecisiete meses con un asesino serial al que intentaba sacarle una confesión para impedir que saliera en libertad.

Larry Hall estaba cumpliendo la condena por el asesinato de una quinceañera llamada Jessica Roach, pero el caso siempre tuvo un halo de misterio y, si bien se sospechaba que había asesinado a varias otras mujeres, no había evidencias claras ni se podían encontrar sus cuerpos. Ya conocemos el refrán: “sin cuerpo, no hay crimen”, entonces Jimmy no sólo debía lograr que confiese otro de los asesinatos, sino también obtener la información de dónde las había enterrado.

Esta misión significó un enorme peligro para Keene, que corría el riesgo de ser descubierto como un infiltrado y, peor aún, el de ser asesinado, ya que estaba en una de las cárceles de mayor seguridad y rodeado de los hombres más escalofriantes de Estados Unidos. En sus memorias cuenta lo mucho que estos meses lo afectaron psicológicamente y cómo se le hacía cada vez más difícil estar cerca de Larry y escucharlo decir tantas atrocidades.

Estas escenas están llevadas a la pantalla de una manera increíble, se puede sentir todo el dolor, el miedo, la intimidad y el encierro en los ojos de Taron Egerton. La mano del director belga Michaël R. Roskam (Bullhead, 2011) es maravillosa, logra crear una atmósfera que te traspasa la piel y te genera escalofríos.

EL ÚLTIMO BAILE

Cabe destacar que la serie también cuenta con la última actuación de Ray Liotta. El actor fallecido hace poco menos de tres meses, nos regala escenas muy conmovedoras como el padre de Jimmy Keene. El vínculo entre padre e hijo es vital para la historia y el desarrollo de personaje de Jimmy, incluso para la decisión que toma de aceptar el trato del FBI. La parte más sentimental de la historia queda a cargo de él: Big Jimmy (Liotta) es un ex-policía que se encuentra teniendo algunos problemas de salud, pero que hará lo imposible por ayudar a su hijo.

Hay un paralelismo muy interesante entre el vínculo paternal entre Jimmy y Larry con sus respectivos padres. De alguna manera, nos muestran cómo la relación con quien de chico es tu héroe puede definir la clase de persona que serás en el futuro, pero principalmente, lo oscura que se puede tornar tu vida cuando no recibís amor de la persona que más lo esperas. De ninguna manera la serie busca justificar o hacerte empatizar con Larry, simplemente nos muestra momentos claves de su infancia que repercutieron en la persona que es hoy.

Es realmente muy gratificante poder disfrutar de Ray Liotta una última vez, su actuación es arrolladora y cada escena en la que aparece genera una mezcla de nostalgia y admiración.

Black Bird (2022) es una de las mejores miniseries de lo que va del año, una opción ideal para maratonear este fin de semana largo.

Ayudanos a seguir creciendo

Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con un aporte único o suscripción mensual.

Notas Relacionadas

The Bling Ring: la verdadera historia de los robos de Hollywood en Netflix

La obsesión por la fama llevó al grupo de adolescentes a protagonizar un curioso caso de robos en Hollywood. Este nuevo documental lo explora a fondo.

Cobra Kai: Treinta años después, los Karate Kids siguen dando batalla

La nostalgia pochoclera de Cobra Kai es una bocanada de aire fresco en el mundo de las series y su quinta temporada en Netflix lo vuelve a confirmar.

House of the Dragon – Mitad de temporada: ¿Es una digna sucesora?

Después de mucha anticipación y desconfianza, la precuela de la serie emblema de HBO rompió récords de audiencia con su estreno. ¿Es para tanto?

Matt Smith: el Time Lord que llegó dos veces a ser parte de la realeza

Biopics, viajes temporales y sueños rotos. Los inicios del actor de House of the Dragon y una carrera que hizo historia en la televisión británica.

¡Suscribite a nuestro newsletter!

Dejá tu mail y recibí todas las semanas en tu casilla las últimas notas y novedades

¡Te has suscripto satisfactoriamente!