Si hay un tema que Hollywood se cansó de mostrarnos una y otra vez en pantalla es la despedida de un grupo de amigos que terminan el colegio y están deseosos de entrar a la universidad, de convertirse en esos freshmen con sed de independencia que viven de fiesta en fiesta, tienen sexo casual y, a veces, muy de vez en cuando, estudian. 

Y, a pesar de todas las historias que fuimos viendo a lo largo de las últimas décadas (hola, John Hughes) el pasaje a la universidad se vio pocas veces reflejado en la pantalla (chica o grande) si lo comparamos con su antecesora, la secundaria. Podemos nombrar la segunda entrega de American Pie (2001) o el desarrollo universitario de Rory Gilmore en Gilmore Girls (2000-2007), pero podríamos decir que estamos ante excepciones, más que ante una regla. 

¿Será que el suplicio escolar que se vive durante la secundaria es un tema infinitamente más universal que el asistir a una universidad de renombre? ¿O quizás la vida universitaria se ve atravesada por un sinfín de conflictos que Hollywood no estaba dispuesto a enfrentar? 

Sea cual sea la razón, la nueva comedia original de HBO The Sex Lives of College Girls (2021-) trae un parate a esta situación y lo hace con mucho, mucho humor. Escrita por Mindy Kaling (Never Have I Ever) y Justin Noble, la serie nos presenta situaciones tanto hilarantes como incómodas con la misma frescura y candidez que la viven sus protagonistas. 

A lo largo de diez episodios, seguimos la vida de cuatro mujeres universitarias en lo que va a ser un comienzo agitado de clases en la ficticia Universidad de Essex. Ellas son Bela (Amrit Kaur), una aspirante a comediante con ambiciones muy concretas, Kimberly (Pauline Chalamet), una estudiante comprometida que viene de familia de clase media-baja y deberá trabajar duro para mantener su lugar, Whitney (Alyah Chanelle Scott) futura estrella del equipo de fútbol universitario y Leighton (Reneé Rapp) una mean girl neoyorkina que pretende continuar el legado de su papá y los pasos de su hermano mayor en la misma universidad. 

Los temas que se exploran en esta primera temporada son los recurrentes en historias del estilo coming of age: vamos a acompañar a este grupo de jóvenes en su transición de roommates a amigas y, tal como lo describe el título, las vamos a ver lidiar con sus relaciones sexoafectivas y los conflictos personales que se desprenden de ellas. Pero, aparte del combo hormonal, se suman problemáticas más maduras y propias del entorno adulto en el que transcurre la serie: las diferencias de clase y el abuso de poder forman parte intrínseca del guion, que se sostiene con la cuota justa de humor y comentario social sin sentirse forzado o aleccionador. Esta nueva ficción nos demuestra que HBO sigue estando a la vanguardia de la pantalla chica, no es casualidad que el alma máter de esta historia sea la misma que nos trajo Sex and the City (1998-2004) y Girls (2012-2017). 

El acierto más grande de The Sex Life of College Girls reside en sus personajes y en las interpretaciones que brinda el elenco, tanto las cuatro mujeres protagonistas como los personajes secundarios. La historia por momentos puede sentirse un poco inconexa o quizás tarda en retomar algunos asuntos pendientes, pero la buena noticia es que hay segunda temporada confirmada. Por lo cual, tal como en la universidad, hay lugar para crecer y mejorar. 

La primera temporada ya se encuentra completa y disponible en la plataforma de HBO Max

Ayudanos a seguir creciendo

Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con un aporte único o suscripción mensual.

cafecito