Esta semana estrena exclusivamente en cines de todo el mundo Shang Chi y la Leyenda de los Diez Anillos, la primera película de Marvel Studios (y de Disney) en recuperar este modelo de exhibición desde que empezó la pandemia. En 2020, Disney postergó todo su calendario de estrenos a raíz del cierre de los cines por el COVID-19, y fue lanzando sus películas en simultáneo en su plataforma de streaming, algunas bajo el modelo Premier Access y otras incluidas en la suscripción a Disney+

Ahora, el nuevo héroe de Marvel llega para volver a llenar las salas y ver si puede superar la recaudación de Black Widow, que sufrió las consecuencias del estreno simultáneo en streaming. La película protagonizada por Scarlett Johansson, que se venía postergando desde abril de 2020, tuvo una excelente apertura en taquilla, pero sus números cayeron rápidamente al encontrarse disponible en HD tras sus primeros días en cartelera, convirtiéndose en la película más pirateada en lo que va de pandemia.

Por primera vez desde el inicio de la pandemia, Disney reunió a todas sus estrellas en el mismo recinto para llevar a cabo la conferencia de prensa, dando lugar a un evento que recuperó un poco de esa dinámica a la que nos tenía acostumbrados la vieja normalidad. Esto también se reflejó en la avant premiere internacional, donde no solo hubo alfombra roja presencial, sino que además los fans pudieron acercarse a conocer al elenco de Shang Chi en el tradicional teatro El Capitán de Los Ángeles, como en los viejos tiempos.

Ambos eventos contaron con la presencia de Simu Liu (Shang Chi), Awkwafina (quien interpreta a Katy, la mejor amiga del protagonista), Mengher Z’ang (una recién llegada a la pantalla grande que se pone en la piel de la experta en artes marciales Xialing), el director Destin Daniel Cretton, el productor Kevin Feige, también conocido como el máximo responsable del Universo Cinematográfico de Marvel, y el veterano actor Ben Kingsley, quien interpretó al “falso Mandarín” en Iron-Man 3 (2013) y cuya presencia fue para muchos motivo de especulaciones, ya que su participación en la película era desconocida hasta el momento.

El comediante Ronny Chieng, quien interpreta un pequeño papel en la película, ofició de moderador en la conferencia de prensa internacional. Haciendo gala de una gran química con sus compañeros de pantalla, le preguntó al protagonista cómo se siente de compartir elenco con leyendas del calibre de Tony Leung, Michelle Yeoh y Ben Kingsley, ya que Simu Liu es una cara relativamente nueva en el cine mainstream, que ahora tiene al hombro el futuro de su propia franquicia. “Todos los días era como un síndrome del impostor para mí”, comenzó a relatar el actor, “fue un honor y todo lo que yo podía hacer era no arruinarlo.” Y agregó “cuando me llamaron por primera vez, hice la prueba final de cámara con Nora, y ella hizo un maravilloso trabajo para calmarme”, refiriéndose a su compañera Awkwafina.

“Tuvimos una química hermosa”, afirmó el actor, y sin dudas es algo que se traslada a la pantalla. Sobre esta dinámica tan interesante entre los dos personaje, Destin Daniel Cretton comentó “Estaba escribiendo esta relación con uno de nuestros co-guionistas, Dave Callahan, y ambos tenemos amigos del género opuesto, es algo estrictamente platónico pero también muy íntimo y cariñoso, y no hemos visto mucho de esto en pantalla. Y estamos realmente entusiasmados de crear este tipo de relación entre Shang-Chi y Katy. Además se sintió como la única manera de llevarla adelante, porque él está tan metido en su propia lucha”. 

Nuestro protagonista tiene que lidiar no solo con sus propios demonios internos, sino además con los enemigos que interrumpen su aparentemente despreocupada vida en San Francisco junto a Katy. Esta irrupción da lugar a una de las mejores secuencias de acción de la película y -sin exagerar- del Universo Cinematográfico de Marvel en su totalidad. Aunque Simu Liu se mostró reacio a tomar crédito por las acrobacias y trató de desviar la atención con chistes, sus compañeros fueron los primeros en resaltar sus habilidades para realizar sus propias escenas de riesgo, y el director recordó el casting: “dio una voltereta hacia atrás y aterrizó exactamente en la misma pose que Black Widow, mirando directamente a cámara”.

Aunque entre los fans circula la versión de que fue un tuit lo que lo acercó a conseguir el papel de Shang Chi (y Simu se encarga de alimentar ese mito cuando puede), Kevin Feige asegura que fue su actuación, su constante profesionalismo y las múltiples reuniones y lecturas de guion que tuvo que realizar lo que le consiguieron el protagónico en la nueva película de Marvel. Siempre humilde, el actor confesó que tenía muchísimos nervios, y agregó, al mejor estilo Steve Rogers “Solo soy un actor de Toronto. Nunca me había imaginado ser parte del MCU. Quiero decir, es el sueño más loco que alguien puede tener.” 

Shang Chi (2021) estrena este jueves 2 de septiembre en las salas de todo el país y acá podés leer nuestra reseña.

Ayudanos a seguir creciendo

Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con un aporte único o suscripción mensual.

cafecito