Cuando Downton Abbey llegó a la pantalla chica allá por el 2010, las ficciones históricas estaban prácticamente reducidas a adaptaciones de grandes clásicos de la literatura y el material original pocas veces abundaba. Downton, la serie estrella de Julian Fellowes irrumpió en la escena televisiva con una producción muy ambiciosa, un elenco que iba creciendo en nombre conforme pasaban las temporadas y una premisa muy simple: la de seguir la vida de una familia aristocrática inglesa y su personal doméstico a lo largo de los turbulentos inicios del Siglo XX. Esta vez, dejamos de lado los acentos británicos y el esplendor de la campiña inglesa para trasladarnos al corazón de la revolución industrial norteamericana: New York a fines del Siglo XIX. 

Con una secuencia de apertura que resuena inmediatamente con aquella de su serie hermana, The Gilded Age (2022-) nos mete de lleno en el corazón de Manhattan y en la vida de sus protagonistas. Por un lado conocemos a Marian Brook (interpretada por Luisa Jacobson), quien se muda de Pennsylvania a la Gran Manzana tras la muerte de su padre y deberá aprender a balancear la convivencia con sus tías Agnes van Rhijn y Ada Brook (las siempre geniales Christine Baranski y Cynthia Nixon) y sus propias ambiciones personales. Por suerte, nuestra protagonista no se encuentra sola, ya que el destino la cruza con Peggy Scott (Deneé Benton), una joven afroamericana y futura escritora, que promete ser la compañera ideal en este complejo camino de autodescubrimiento.

De la vereda de enfrente, literalmente, nos encontramos con los Russell, una acaudalada familia que está instalándose en el Upper East Side (con Carrie Coon a la cabeza, como la matriarca) y que, a fuerza de lujo y pomposidad, pretende ganarse un lugar en la alta sociedad neoyorquina. La rivalidad entre vecinos no tarda en asomarse y las disputas entre las familias ya socialmente establecidas (como los Van Rhijn) y la nueva burguesía industrial (como los Russell) van a servir como disparadores para los temas de índole social y económico que sin dudas enriquecerán la trama.   

Tal como sucedía en Downton Abbey (2010-2015), esta nueva serie deja entrever que serán las nuevas generaciones las que aporten el condimento necesario de frescura y progresismo al guion, mientras nos sumergimos en las agitadas aguas de una sociedad norteamericana post Guerra Civil y en plena expansión industrial y económica, que beneficiará principalmente los estados del Norte. 

El primer episodio de la serie ya se encuentra disponible en HBO Max y todas las semanas tendremos un capítulo estreno. Si te interesan las ficciones históricas y, en este caso, conocer un poco más el entramado social que hizo de New York una ciudad única, entonces The Gilded Age es para vos. 

Ayudanos a seguir creciendo

Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con un aporte único o suscripción mensual.

cafecito