El creador, guionista, director y productor de Schitt’s Creek (2015-2020) no solo acumula decenas de premios bajo el brazo gracias a la creación de una de las mejores sitcoms de la historia, sino que también cuenta en su extenso currículum con varias películas, apariciones en TV y hasta su propia línea de ropa y lentes. 

En el marco del mes del orgullo hablamos sobre su creciente carrera, sobre su vida, sus logros, sus proyectos y qué significa para él la representación queer en los medios.

PopCon: Recordemos por un momento que Schitt’s Creek se llevó 10 premios Emmys en 2020, rompiendo el record.

Dan Levy: Todavía no puedo creerlo, creo que estoy agradecido de que la serie comenzó a hacerse más famosa en las últimas temporadas. Creo que la presión hubiera sido imposible, Recuerdo a todos preguntándome si estaba nervioso por la última temporada -ya que teníamos todos los ojos puestos sobre nosotros- y siempre respondía “por suerte ya la tenemos escrita, no hay de qué preocuparse ahora”.

Schitt’s Creek ya se convirtió en una serie de culto para cualquier fan de las sitcoms y para toda la comunidad LGBTQIA+ ¿Significó una responsabilidad mayor para vos interpretar a un personaje de tu propio colectivo?

No escribí a David como un personaje queer y creo que ahí está la magia. Se dio naturalmente y creo que eso fue lo que más cautivó al público. El hecho de que la sexualidad de los personajes no es, en ningún momento, un tema que se toque de manera particular en la serie. Simplemente sucede, es así, y listo. Creo que lamentablemente estamos muy acostumbrados a ver a personajes LGBT pasar por todo tipo de pruebas, de sufrimientos, usando el tema del género y la sexualidad como un obstáculo que deben luchar por sobrepasar. Pese a que eso es algo real en mucho casos, no es lo que queríamos mostrar acá: en Schitt’s Creek no importa, a David lo aman y es algo natural. Creo que el personaje -y la relación que tiene con Patrick- fue tan bien recibida por el público justamente porque fue una bocanada de aire fresco. Dos personas enamorándose, con familias y amigos que los aman. La sexualidad y el género de los personajes es algo que no importa en lo absoluto y creo que eso es lo que muestra la serie, que esa realidad es absolutamente posible.

Estamos en el mes del orgullo. ¿Hay algún momento en particular que recuerdes durante el rodaje de Schitt’s Creek donde te hayas dado cuenta que realmente estabas marcando un antes y un después en la representación queer en la TV? Cientos de medios nombraron a David y a Patrick como una de las parejas más icónicas de la televisión en los últimos años.

Desde la primera temporada y hasta hoy vamos con todo el elenco al Pride Parade de Canadá. Siempre me emociona ver gente con remeras que tiene la frase que usó David para explicar su sexualidad en el show (“I’m into wine, not the label”). Recibo muchos tweets de gente diciendo que usaron esa referencia para salir del clóset con sus familias y es tan emocionante. ¿Y cuando recibo mensajes de padres o abuelos diciéndome que al ver a John y Moira aceptar a su hijo tan normalmente hizo que se dieran cuenta de que estaban equivocados? Comienzo a llorar y no paro por horas. Es algo tan, tan importante para mí. Saber que nuestro programa no solo es un lugar seguro para la comunidad sino que ayudó a jóvenes queers a expresarse y a sus familias a abrir sus mentes. También me pasó de recibir cartas de madres de jóvenes LGBT en refugios agradeciendo por el programa. No puedo explicarte lo que eso nos hace sentir. Es más grande que cualquier premio. Es el reconocimiento más hermoso que existe, y un honor gigante que llevamos con muchísimo amor y orgullo. Realmente espero que la gente siempre encuentre en Schitt’s Creek un lugar seguro porque siempre vamos a estar ahí para todos. 

Hacer un programa por tantos años -y además con miembros de tu familia- es toda una experiencia. ¿Extrañas verlos todos los días en el set?

A mi papá (Eugene Levy – John Rose) y a mi hermana (Sarah Levy- Twyla) los veo constantemente, hablamos todos los días. Con Annie (Annie Murphy- Alexis Roses) y Noah (Noah Read – Patrick) tenemos un grupo donde hablamos casi a diario, nos vemos muy seguido. Lo mismo ocurre con Catherine (Catherine O´Hara – Moira Rose). Los tiempos son complicados porque todos estamos trabajando, pero siempre nos hacemos tiempo de hablar todas las semanas y vernos tan seguido como podemos. Somos literalmente una familia, nos amamos inmensamente. 

Hablando de mucho trabajo, tu línea de lentes está rompiéndola en todo el mundo y además se vienen tus cápsulas de ropa. ¿Te imaginaste alguna vez ir por el lado del diseño?

Para mí lo más importante en una serie o película, además del guion, es el vestuario. Nada cuenta y complementa una historia de la forma en la que lo hace la ropa. En Schitt’s Creek estábamos horas, horas y horas buscando el vestuario perfecto para cada escena porque era algo vital a la trama, al personaje, a su personalidad, su temperamento y al momento que estaba atravesando. Siempre fui un amante de la moda y, aunque no me imaginé haciendo esto como trabajo, me encanta. Amo llegar al estudio con una idea y verla tomar forma delante de mis ojos. Todo lo que hago, desde los lentes hasta la ropa, lo hago con una idea muy clara en mente: comodidad, estilo y usabilidad. No presento nada que yo mismo no usaría. Quiero que todo lo que muestre sean cosas que hagan que cualquier persona se sienta segura y cómoda en su piel. 

¿Qué planes tenés para el futuro?

Miles [risas]. Sigo con la línea de lentes y ropa, se viene una mini serie y una película, pero no puedo hablar todavía mucho al respecto. Pero estoy viviendo un momento muy lindo, desde Schitt’s Creek que veo el mundo con otros ojos. Del mismo modo que los personajes aprenden a querer la vida un poco más. bueno, a mi me pasó lo mismo. 

Ayudanos a seguir creciendo

Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con un aporte único o suscripción mensual.

cafecito