Piñas y patadas

Cobra Kai: Treinta años después, los Karate Kids siguen dando batalla

La nostalgia pochoclera de Cobra Kai es una bocanada de aire fresco en el mundo de las series y su quinta temporada en Netflix lo vuelve a confirmar.

por | Sep 23, 2022

Cobra Kai: Treinta años después, los Karate Kids siguen dando batalla

Hay series que vienen a redefinir paradigmas y otras que llegan para repensar todo lo conocido, Cobra Kai (2018 – ) va por otro lado y eso la hace única. Jamás ganará ningún premio a los mejores guiones ni los actores recibirán galardones por su trabajo, pero eso no importa. Igual queremos saber en qué andan Johnny Lawrence y Daniel LaRusso, enfrentados en una batalla que lleva más de treinta años y que se sigue reinventando en cada temporada. Y que nos recuerda que siempre estamos a tiempo para cambiar y dejar atrás nuestros viejos rencores.

La premisa nos parecía hasta innecesaria: ¿una serie sobre el perdedor del torneo de karate de Karate Kid (1984) en el mundo actual? Pero con ver un solo episodio entendimos todo y no pudimos parar hasta ver la temporada completa en maratón. Terminamos mirando una de las series que mejor entiende el concepto de nostalgia como motor de la industria actual y le agrega una narrativa juvenil para las nuevas generaciones, que terminarán captando el mensaje de las películas originales: lo primero es la familia, la amistad sana y el honor de vivir en armonía.

Treinta años después, la rivalidad sigue en pie

Empezamos viendo la vida del perdedor de la primera Karate Kid, Johnny Lawrence, interpretado de nuevo por William Zabka. Está en caída desde que perdió ante Daniel LaRusso, nunca pudo superar ese momento y vive anclado en su adolescencia. ¡Y eso que todo pasó hace treinta años! Es muy gracioso ver que solo entiende de rock y metal de esa época, no se lleva bien con la tecnología y, aún así, tiene un espíritu guerrero que lo llevará a ser el sensei de una nueva generación, volviendo a abrir la escuela de karate Cobra Kai. De esa forma conocerá a su pupilo, que terminará siendo como un hijo, Miguel Díaz (interpretado por Xolo Maridueña). Y así empezarán los problemas.

Daniel LaRusso -con la vuelta de Ralph Macchio-, en cambio, es un hombre próspero, con una familia asentada y un trabajo estable. Conserva la ideología que le transmitió el señor Miyagi (lamentablemente Pat Morita murió en 2005, por lo que solo se lo ve en flashbacks, pero su figura está muy presente) y es un ciudadano modelo. Hasta que se entera que sus antiguos enemigos volvieron y hará todo lo posible para que Cobra Kai no siga existiendo. No puede permitir que una filosofía tan opuesta a la suya llegue a los jóvenes de hoy.

Esta premisa moverá la trama y, si nos ponemos a pensar dos minutos, nos daremos cuenta que es imposible que el karate sea el centro del mundo y que estos dos adultos arrastren a unos niños en sus peleas. Pero como esto es ficción y las ideas que hay detrás siguen más vigentes que nunca, terminamos con una de las mejores series del catálogo de Netflix.

Además de las aventuras de los adultos -tratando de entender su rol en un mundo que cambió mucho desde las películas de los ochentas-, tenemos a los adolescentes, que funcionan como ecos de los roles que tuvieron aquellos en Karate Kid. Ya nombramos a Miguel -el nuevo protagonista- quien unirá las dos escuelas de pensamiento y de vida con su mirada moderna. A Miguel se suman la hija de Daniel, Samantha LaRusso (Mary Mouser), que completará un trío amoroso con el hijo distante de Johnny, Robby Keene (Tanner Buchanan).

Su novela juvenil será un poco demasiado melosa por momentos, pero es parte de la diversión, porque recordemos que aquí todo es mucho: todo es de vida o muerte y el karate es el centro del mundo. Y aún así es todo muy divertido y ganchero.

Lo bueno es que todos los episodios no tienen más de media hora cada uno y que, a través de las cinco temporadas disponibles, veremos (muy de a poco) un desarrollo de personajes que los va alejando de los clichés que los hacen quienes son, pero sin nunca olvidar que esto es entretenimiento y que tampoco queremos pensar tanto. Solo queremos ver cómo los creadores Josh Heald, Jon Hurwitz y Hayden Schlossberg inventan nuevas excusas para traer más personajes y villanos de las películas clásicas.

Las cinco temporadas de Cobra Kai se encuentran disponibles en Netflix y la recomendamos para los nostálgicos que amaron Karate Kid y para los que quieran sentir que la vida se resuelve con dos patadas y con el poder de la amistad. No se la pierdan.

Ayudanos a seguir creciendo

Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con un aporte único o suscripción mensual.

Notas Relacionadas

Merlina: La primera serie de Tim Burton captura su inconfundible estilo

Estrenó en Netflix la serie protagonizada por la hija de la familia Addams, con Jenna Ortega y uno de los cineastas más populares de los años noventa.

Festival Internacional de Cine de Mar del Plata: Crónica de una primera vez

Pasó la 37º edición del único Festival de Cine de categoría A de la región y me fui a cubrirlo por primera vez. Acá te cuento cómo fue mi experiencia.

The Wonder: otra maravilla de Sebastián Lelio sobre la fe y la identidad
The Wonder: Otra maravilla de Sebastián Lelio sobre la fe y la identidad

En el flamante largometraje del director chileno, disponible desde este mes en Netflix, se destaca Florence Pugh; te contamos por qué hay que verlo.

1899: los creadores de Dark vuelven a Netflix y enfrentan acusaciones de plagio

Cargada de subtramas, la nueva ficción de Odar y Friese es un relato fantástico que -como su predecesora- tiene como pilar una reflexión filosófica.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Popcon Newsletter

¡Suscribite a nuestro newsletter!

Dejá tu mail y recibí todas las semanas en tu casilla las últimas notas y novedades

¡Te has suscripto satisfactoriamente!