La democratización de la fama

The Bling Ring: la verdadera historia de los robos de Hollywood en Netflix

La obsesión por la fama llevó al grupo de adolescentes a protagonizar un curioso caso de robos en Hollywood. Este nuevo documental lo explora a fondo.

por | Sep 24, 2022

The Bling Ring: la verdadera historia de los robos de Hollywood en Netflix

Entre 2008 y 2009 un grupo de adolescentes desesperados por ser famosos organizó una serie de robos a casas de celebridades de Hollywood, que dio como resultado uno de los hechos más mediáticos en la historia del periodismo estadounidense. Un par de años más tarde, la directora Sofia Coppola adaptó la versión de los hechos en la controversial The Bling Ring (2013). Ahora, dos de los protagonistas del escándalo rompen el silencio y cuentan su versión de los hechos en un documental con el mismo nombre estrenado en Netflix.

Alexis Neiers, Nick Prugo, Rache Lee, Diana Tamayo y Courtney Ames saltaron a la fama de la noche a la mañana a fines de la primera década de los 2000, luego de que el asalto a la casa de Lindsay Lohan hiciera eco en los medios de comunicación de Estados Unidos. Esto los llevó a protagonizar un juicio mediático donde se los acusó de haber robado 3 millones de dólares en joyas. Pero no fue sólo la residencia de la protagonista de Mean Girls (2004) la que estuvo en la mira: Megan Fox, Audrina Patridge, Orlando Bloom y hasta Paris Hilton también se vieron envueltos en el caso.

La directora Sofia Coppola con la socialite y modelo Paris Hilton

No es casual que el hecho coincida con una época importante en la que las redes sociales comenzaron a estar presentes en cada aspecto de la vida cotidiana. El auge de Facebook, My Space -que ya estaba instaurada de manera masiva desde el 2006- y Twitter permitieron darle espacio a una idea que luego terminó de sentar sus bases con la llegada de Instagram: la fama está solo a un click de distancia.

Películas como Ingrid Goes West (2017) de Matt Spicer y Not Okay (2022) de Quinn Shepard, que fueron lanzadas estos últimos años, muestran cómo el advenimiento de Internet y las redes sociales pueden ver nacer a una estrella y también destruirla. Pero, aunque no parezca, este grupo de jóvenes que entró a robar a las casas de las celebridades de ese momento supo predecirlo varios años antes.

De esta manera, por más absurdo que parezca, no fue tan difícil organizar el asalto a mano de adolescentes entre 16 y 18 años. Según Nick Prugo, el líder del grupo, solo les costó revisar las páginas de gossip a la moda de la época, y poder tener acceso a Google Maps para planear los hechos que les costaron una condena en prisión. Antes de eso, el involucrado conoció a Rachel Lee, otra de las caras responsables de la serie de robos, con quien comenzó a diagramar lo que, a la larga, terminaría en el nacimiento de The Bling Ring

Aún así, el caso desencadenó situaciones que hicieron más compleja la trama, ya que también involucró un artículo polémico en la revista Vanity Fair, adicción a opiáceos, la versión cinematográfica de los hechos de Sofia Coppola, y hasta un reality show.

The Real Bling Ring: Hollywood Heist

Nick Prugo, Alexis Neiers, los abogados defensores de ambos, familiares de la joven y productores se sentaron a hablar después de casi 15 años para The Bling Ring: la verdadera historia de los robos de Hollywood (2022), estrenada hace unos días en el catálogo de Netflix en donde, a lo largo de tres episodios, narran sus puntos de vista en el hecho, cómo fue la cobertura mediática, y la adicción a querer ser famoso como la única meta posible. 

El elenco y directora de The Bling Ring (2013)

Neiers, que en ese momento tenía 18 años, fue una de las integrantes más afectadas dentro de la causa, ya que si bien estuvo presente solo una noche de todos los robos organizados, la prensa amarillista la terminó asignando como la cara principal de The Bling Ring, el nombre con el que los mismos medios de comunicación bautizaron al grupo de adolescentes. En ese sentido, no había techo a la hora de “intentar ser alguien” en Hollywood.

Como si fuera una película, pero más cerca de parecerse a una pesadilla, la seguidilla de robos coincidió con el estreno de Pretty Wild (2010-), un reality show de E! Entertainment que fue furor en su momento y acompañó a las hermanas Alexis y Gabbie Neiers, y su media hermana, Tess Taylor, en su camino para poder ser modelos famosas del ambiente en Los Angeles. “Una versión más hippie de las Kardashians”, afirman dos productoras del formato en el nuevo lanzamiento de Netflix. 

Flashes, brillos, looks acorde a la primera década de los 2000, bailes en el caño, restaurantes de lujo, citas, fiestas en boliches exclusivos de California, ley de atracción, coaching y chicas persiguiendo sus sueños tenían pensado incluir cada capítulo de Pretty Wild, pero la vida tenía otros planes. Es así como, en el primer episodio del mismo formato, Alexis Neiers es arrestada por la Policía de Los Angeles y la trama da un giro de 180 grados. “Ahora sí teníamos un show”, agregan, entre risas, las productoras sobre el hecho.

Pero todo estaba lejos de ser motivo de risa. Apartir de ahí, el programa de E! se torna de un color más oscuro y caótico y se vuelve un seguimiento mediático del enfrentamiento de una adolescente de 18 años con la justicia estadounidense. Además, el consumo de drogas también influyó en la salud mental de la integrante de The Bling Ring, que empeoró cuando conoció al OxyContin, un opiáceo muy fuerte que es comparado de manera usual con la heroína.

Sobre la primera vez que consumió, Neiers, que hoy en día tiene 31 años y dos hijas, recuerda en el documental de la plataforma de streaming: “Tess y Gabbie tenían un papel de aluminio con una píldora. No lo pensé dos veces. Y pensé ‘Esto es grandioso’. La sensación de tomar oxi por primera vez fue como la calidez y el abrazo de un padre amoroso. Era sentir que todo iba a estar bien”. 

“Estaba abierta a la idea de robar una casa para buscar dinero y comprar drogas”, considera sobre aquella época en su vida, y señala sobre la noche que conoció la casa de Orlando Bloom: “No sabía de quién era esa casa. Recuerdo fragmentos, pero no todo porque me había drogado con opiáceos y benzodiazepinas. No tenía capacidad de parar”. Sin embargo, Nick Prugo no piensa lo mismo hoy en día: “Alexis no estaba drogada. Ella estaba sobria y muy consciente. Sabía muy bien que estaba en la casa del actor”. 

A pesar de que puertas adentro la situación era catastrófica, el show debía continuar. Mientras Nick Prugo se quejaba porque no iba a ser parte del programa de las tres hermanas, la familia Neiers se adhería a las condiciones de ser la protagonista de un reality show: tuvieron que actuar varios momentos clave luego de haberlos vivido por primera vez, como el arresto a Alexis, encontrar drogas en sus pertenencias personales, y hasta algunas indicaciones que daban los abogados defensores, que poco sirvieron ya que meses más tarde la misma Alexis terminó con Lindsay Lohan siendo su vecina de celda en la cárcel. 

Un artículo de Vanity Fair llamado “Los sospechosos usaban Louboutins” escrito por la periodista Nancy Jo Sales, que se negó a brindar testimonio en el documental, fue un importante factor que antecedió a la condena de los jóvenes culpables de robo. Allí, lejos de intentar beneficiar a Alexis, la nota periodística muestra cómo se contradicen sus dichos con los de Prugo, y también en ese momento dudan de sus declaraciones por asistir a la Corte bien vestida y con ropa de diseñador, algo que Neiers califica como “muy misógino”.

El verdadero líder del clan

Aún así, no eran todas pálidas para Prugo, quien era fotografiado por los paparazzis locales, una actividad que disfrutaba mucho. Al fin y al cabo, estaba consiguiendo esa fama inalcanzable que siempre deseó tener. 

Semanas después de la catástrofe mediática, Neiers y los demás integrantes del grupo de ladrones son enviados a prisión. Al fin y al cabo, no fue muy difícil probar que eran los culpables, ya que fotos de ellos mismos en sus redes sociales vistiendo la ropa y los mismos accesorios robados de Paris Hilton, Lindsay Lohan y demás, probaban las acusaciones en las publicaciones compartidas. 

La situación para Alexis empeoró más aún, ya que luego de la sentencia cumplida debió asistir a rehabilitación a raíz de la adicción al Oxycontin y demás drogas que sufrió en esa misma época de su vida. 

Mientras tanto, por esos mismos años, Sofía Coppola se cruzaba con el artículo de Nancy Jo en Vanity Fair y decidió hacer la película adaptación del Bling Ring, y la llamó con el mismo nombre. Siendo uno de los primeros films de la productora A24, la hija de Francis Ford Coppola casteó a Emma Watson en el papel de Alexis, y a Taisa Farmiga como su hermana Tess. En ese contexto, Paris Hilton le permitió a la directora de Lost in Translation (2003) que filmen algunas escenas del robo en su propia casa.

Sofía Coppola y elenco en la presentación de la película

“Es frustrante que la estrella más grande de esta película me interprete a mí”, se lamenta Neiers en el documental de Netflix, y reafirma lo que los medios de comunicación ya habían hecho en su momento: “Me hicieron la líder del Bling Ring. Eso no está basado en ninguna realidad”. Si bien ella se queja de esta característica, Prugo, por su parte, también lo hace, pero expresando cierto tipo de envidia: él ansiaba ser la cara visible y la estrella del grupo, pues lo era en la vida real.

A 13 años de la sentencia a prisión, ambos culpables de la serie de asaltos continúan contradiciéndose como en el artículo de Vanity Fair, y probablemente lo sigan haciendo por mucho tiempo más. Sin embargo, a Alexis poco parece importarle eso, y enfatiza lo que sí le compete: “Vine a contar mi historia y seguir adelante”.

Ayudanos a seguir creciendo

Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con un aporte único o suscripción mensual.

Notas Relacionadas

Merlina: La primera serie de Tim Burton captura su inconfundible estilo

Estrenó en Netflix la serie protagonizada por la hija de la familia Addams, con Jenna Ortega y uno de los cineastas más populares de los años noventa.

Festival Internacional de Cine de Mar del Plata: Crónica de una primera vez

Pasó la 37º edición del único Festival de Cine de categoría A de la región y me fui a cubrirlo por primera vez. Acá te cuento cómo fue mi experiencia.

The Wonder: otra maravilla de Sebastián Lelio sobre la fe y la identidad
The Wonder: Otra maravilla de Sebastián Lelio sobre la fe y la identidad

En el flamante largometraje del director chileno, disponible desde este mes en Netflix, se destaca Florence Pugh; te contamos por qué hay que verlo.

1899: los creadores de Dark vuelven a Netflix y enfrentan acusaciones de plagio

Cargada de subtramas, la nueva ficción de Odar y Friese es un relato fantástico que -como su predecesora- tiene como pilar una reflexión filosófica.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Popcon Newsletter

¡Suscribite a nuestro newsletter!

Dejá tu mail y recibí todas las semanas en tu casilla las últimas notas y novedades

¡Te has suscripto satisfactoriamente!