Que las hay, las hay

Mayfair Witches: Las brujas de Anne Rice llegan a la televisión con todo su poder

La célebre saga literaria de Anne Rice recibe, quizás, la adaptación más inteligente, poderosa y sensible hasta el momento en la pantalla de AMC.

por | Ene 9, 2023

La primera gran escena de Anne Rice’s Mayfair Witches (2023-) de AMC rinde un evidente tributo a la saga literaria de la cual procede. Nueva Orleans no es solo una ciudad, es una entidad. Un espectro repleto de casas antiguas, enormes y misteriosas que se extienden como observadores de los misterios que esconde.

De hecho, uno de los grandes atributos de los dos primeros capítulos de la producción, es dejar claro que la ciudad es otro personaje. Uno tan cruel, extraño y violento como la figura masculina, durante las primeras secuencias, sin nombre, que merodea en la periferia como una aparición angustiosa. 

El llamado Universo Inmortal de AMC es ambicioso. Y la nueva adición lo deja claro. Aunque carece de la vitalidad y el trasfondo teatral levemente dramático de la primera temporada de Interview with the Vampire (2022-), se vincula con la narración en su cualidad de misterio marginal. En esta ocasión, no se trata de amantes vampiros que se enfrentan uno al otro por la moral de la vida eterna (o cuál debería ser su visión, en cualquier caso), sino de brujas. Las mismas que la familia Pointe Du Lac a la que pertenece Louis (Jacon Anderson), teme y cuya existencia insinuó en su segundo capítulo. 

Las Mayfair de la adaptación televisiva son criaturas inquietantes, espléndidas, con un destino trágico y tan poderosas, como para ser parte del trasfondo de una ciudad enigmática. Lo mismo que los vampiros de Anne Rice, sus brujas no son entidades desligadas de lo humano.

En realidad, y de la misma manera que en la saga literaria, están enlazadas con un tipo de capacidad vivencial y biológica que las convierte en monstruos inexplicables. Pero también, en mujeres con una voluntad extraordinaria, puntos oscuros que intentan descifrarse a sí mismas desde el horror. Un punto al que la serie volverá una y otra vez, a medida que avanza en medio de una extraordinaria visión sobre este retorcido árbol genealógico de personajes inexplicables. 

El miedo, el tiempo, la creación de un viejo temor 

A diferencia del libro del cual procede — la primera temporada de ocho capítulos adapta el libro La hora de las Brujas (1990) de Rice —, la historia no comienza directamente, con Carlotta Mayfair (Beth Grant) y sus enigmas. En realidad, el centro de toda la atención es Rowan (Alexandra Daddario), una cirujana huérfana de extraordinarias capacidades, que intenta reconectar con su pasado. 

Pero Rowan es algo más que solo una capacitada doctora: es, también, una bruja, aunque ella misma no lo sabe. Por supuesto, en el contexto de la serie, al igual que en el libro del cual procede, la palabra “bruja” y “brujería” designa muchas cosas. Pero en particular, una batería de capacidades psíquicas que se heredan de generación en generación. También, la habilidad de ver y comunicarse con espíritus. Rowan contiene todas las particularidades de las Mayfair. Toda la potencia, la siniestra belleza de una serie de dones que todavía está por descubrir, pero, de los cuales, tiene algunos indicios. 

De hecho, en buena parte del primer y segundo capítulo de la serie, el guion profundiza en justamente cómo Rowan, lidia con su enorme poder sin tener asomo de dónde proviene o qué podría significar. Como la mujer adoptada que es, no tiene mayor idea de qué ha ocurrido en su pasado o cuál es la línea que la conduce a un pasado biológico que desconoce. Pero luego de un aterrador incidente — que demostrará a Rowan exactamente qué puede hacer y cuál es el límite de sus habilidades psíquicas — comenzará la búsqueda de su pasado.

Uno de los puntos fuertes de la serie es vincular la idea de la brujería con el insistente desarraigo y la temible violencia que las mujeres Mayfair han sufrido, antes o después. Pero sobre todo, con la versión sobre el poder que estructura a través de la revisión de varias generaciones de miembros de la familia. Todas son criaturas ambiguas, capaces de la bondad y la maldad. Pero en específico, son brujas en un sentido por completo nuevo en la cultura pop. El gran logro de Mayfair Witches es llevar la percepción del poder psíquico de sus personajes a un eslabón inédito, a una capacidad que signa su futuro y destino. 

Desde las primeras Mayfair, sospechosas por su conocimiento sobre el cuerpo femenino en un pueblo escocés del siglo XVII, hasta Rowan Mayfair, solitaria y nómada. Cada una de las grandes brujas de la saga literaria se interconectan entre sí en la pantalla chica para contar una historia inquietante, espléndida y con una narración firme.

Si Interview with the Vampire logró mostrar la profundidad del anhelo, el amor, la desesperación y la necesidad inquieta de sus personajes, Mayfair Witches es una combinación emblemática y consciente sobre las mujeres históricas, las anónimas y las destrozadas por el peso de sus desgracias invisibles. Todo convertido en un poderoso argumento sobre el bien y el mal que atraviesa siglos y continentes de poder real y ambición. 

El rostro entre las sombras

La historia de Mayfair Witches se extiende a través de la vida, la muerte y la necesidad de comprender los enigmas de la oscuridad de sus personajes. Y en el centro de todas las grandes preguntas, se encuentra Lasher (Jack Huston), un espíritu que se manifiesta a la elegida por el poder y la habilidad genética para ser ¿su guía? ¿Protectora? ¿Esclava? La serie no lo deja claro y, a medida que la trama avanza, es más que evidente que Lasher no solo es una entidad, también es un riesgo medido que cada bruja Mayfair debe de vencer o, en el mejor de los casos, descubrir por sí misma. 

Rowan será entonces el centro de un trayecto hacia lugares por completo nuevos de la historia. De su propia vida, al descubrir su origen y comprender que el portento oscuro que forma parte de su vida es mucho más que un error genético inexplicable. 

Del árbol genealógico que la retrotraerá a un pasado inquietante, pero en el que encontrará las respuestas a sus preguntas. Y también hacia Lasher. La entidad que amó, cuidó y también destruyó a cada una de sus antepasadas. Y quizás, al destino que abrirá la puerta de los horrores que jamás supuso esperaban por ella. 

Ayudanos a seguir creciendo

Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con un aporte único o suscripción mensual.

Notas Relacionadas

All Quiet on the Western Front: el espectáculo de la desesperanza

Tan brutal y desoladora como visualmente exquisita, la película alemana arrasa con la temporada de premios al animarse a ir donde Hollywood no puede.

Bardo, Falsa crónica de unas cuantas verdades: Un viaje onírico a la mente de Iñárritu

Uno de los directores más galardonados de México estrenó su nueva película en Netflix y pisa fuerte en la temporada de premios.

She Said: la caída de Harvey Weinstein, bajo la óptica del periodismo
She Said: la caída de Harvey Weinstein, bajo la óptica del periodismo

La biopic de Maria Schrader retrata la investigación de Megan Twohey y Jodi Kantor que fue clave para exponer los abusos del productor.

The last of Us – Episodio 3: La última historia de amor en el mundo

El tercer capítulo es una historia dentro de otra sobre los años perdidos, en que a pesar del dolor y la violencia, todavía hay posibilidad de amor.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Popcon Newsletter

¡Suscribite a nuestro newsletter!

Dejá tu mail y recibí todas las semanas en tu casilla las últimas notas y novedades

¡Te has suscripto satisfactoriamente!