Madre y detective

Mare of Easttown: La miniserie de HBO es mucho más que un clásico policial

A dos años del estreno de este excelente whodunnit original de HBO, repasamos qué hace tan especial a la miniserie protagonizada por Kate Winslet.

por | Abr 18, 2023

Creo que estamos en condiciones de afirmar sin miedo que HBO ha sido la casa de las mejores miniseries desde hace ya varios años. Ahora se cumplen dos años del estreno de uno de los policiales que estoy segura que se meterá entre lo más destacado de la televisión de esta década, Mare of Easttown.

La fórmula “detective problemático investiga un caso en un pequeño pueblo” puede parecer repetida, de hecho la premisa recuerda a otro gran exponente de HBO de hace algunos años, Sharp Objects (2018), o incluso a la ya clásica Twin Peaks (1990-1991) de David Lynch. Sin embargo, Mare of Easttown se siente especial por los temas que toca más allá del misterio central (o misterios) y por la precisión con la que están escritos cada uno de sus personajes.

PUEBLO CHICO, INFIERNO GRANDE

Mare Sheehan, interpretada por Kate Winslet, es detective en Easttown, un pequeño pueblo de Pensilvania en donde todos parecen conocerse entre sí. Uno de los puntos más logrados de la miniserie escrita por Brad Ingelsby -completamente original, no está basada en ninguna novela o caso real- es lo realista que se siente esa comunidad.

Easttown es un lugar que se siente vivido, con historias que marcaron a sus habitantes, para bien y para mal. Con el correr de los episodios nos enteramos un poco de algunas y de los vínculos que los unen. Esta serie tiene muchos personajes secundarios, pero todos están escritos de forma tal que se sientan interesantes por sí mismos y no como simples títeres al servicio de la trama.

Cuando arranca la serie, Mare se encuentra investigando la desaparición de una joven -hija de una ex-compañera del secundario- pero pronto se verá envuelta en un segundo caso que es el que ocupará el centro de la temporada, el asesinato de Erin McMenamin, una madre adolescente y sobrina de una de sus mejores amigas.

El misterio tiene los elementos para enganchar a la audiencia desde el primer episodio, pero como todo buen policial, Mare Of Easttown termina cautivando por las complejidades de sus personajes más que por el misterio en sí. Nuestra protagonista es una detective muy capaz, pero sus asuntos personales se superponen con su vida profesional frecuentemente.

Ingelsby nos suministra de a poco los detalles de la vida personal de Mare: vive con su hija adolescente (Angourie Rice), su madre (Jean Smart) y con Drew, su nieto pequeño. Sobre la mitad de la temporada nos enteramos de la enorme tragedia que atraviesa a nuestra protagonista por completo: el suicidio de Kevin, su hijo mayor y padre de Drew. Además de investigar crímenes atroces de víctimas a quienes conocía, Mare se enfrenta una batalla legal con su nuera por la custodia de su nieto.

Elemental, mi querido Zabel

En el segundo episodio se introduce el personaje de Colin Zabel, interpretado por Evan Peters, a quien da mucho gusto ver en un rol fuera del mundo de superhéroes o el universo de Ryan Murphy (¡y hasta se llevó un Emmy!).

Zabel es un joven detective enviado para asistir a Mare en la investigación del asesinato de Erin y la posible conexión con la desaparición de las chicas, y a la vez resulta en una especie de interés romántico para nuestra protagonista. Zabel carga con sus propias inseguridades y ve a Mare como un aspiracional, ella en cambio no puede dejar de verlo como más que trabajo, y la diferencia de edad no es un escenario ideal para su situación, cuando puede que algo de Colin le recuerde a su hijo.

El trauma y el duelo no resuelto de Mare se transforman en el centro y corazón de la historia. Kate Winslet se llevó el Emmy a Mejor Actriz en Miniserie por su interpretación, como no podía ser de otra forma. Su compleja Mare transmite fuerza y vulnerabilidad al mismo tiempo. La herida aún abierta y la culpa de no haber sido “una buena madre” para Kevin repercute en cada una de sus investigaciones, no las puede soltar aún cuando fue suspendida y apartada del caso por haber plantado evidencia en otro.

Esta situación culmina en la mejor secuencia de la serie donde Craig Zabe -encargado de la dirección de los siete episodios- demuestra su talento para el manejo de la tensión. Colin y Mare, suspendida y sin arma de fuego, siguen una pista que los lleva al lugar donde están secuestradas las chicas desaparecidas. El final del episodio “Illussions” recuerda al clímax de The Silence of the Lambs (1991) cuando Clarice Starling finalmente da con Buffalo Bill.

La resolución del caso de la muerte de Erin llega en el episodio final, y aunque la respuesta es sorpresiva y completamente satisfactoria, también funciona poderosamente para el arco de Mare y de su mejor amiga Lori (Julianne Nicholson) y refuerza una de las temáticas que atraviesa a todos los personajes de esta comunidad: la maternidad.

En los siete episodios conocimos madres jóvenes, madres adultas, madres duelando, madres que harían cualquier cosa por sus hijos, y también madres sanando. En una conmovedora escena del final de temporada, Helen (Jean Smart) le dice a Mare que ella logró perdonarse de sus errores como madre, y su deseo es que ella pueda hacer lo mismo.

confesion y perdon

El último episodio se titula “Sacrament”, haciendo alusión a la confesión de los culpables del crimen, pero también a la de varios de los habitantes de Easttown. La importancia de la confesión más allá de su tinte religioso tiene que ver con hacer frente a nuestros errores y a quiénes lastimamos para poder perdonar, perdonarnos y sanar. 

HBO acaba de finalizar The Last Of Us (2023-), otra serie donde el protagonista es un padre que debe aprender a perdonarse para poder sanar su trágica pérdida. Tanto Joel como Mare son personajes complejos que están lejos de ser perfectos, pero ambos representan lo que significa amar incondicionalmente como padre y como madre, los límites que cruzamos por ese amor y por la desesperación de no volver a perder. Pero es cuando logramos perdonarnos cuando se logra ascender, como Mare en el poderoso último plano de la serie.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas Relacionadas

Furiosa: La precuela con Anya Taylor-Joy es puro espectáculo visual

A casi diez años de Mad Max: Fury Road, llega al cine la nueva película de George Miller sobre el origen del personaje que popularizó Charlize Theron.

Doctor Who: Empieza una nueva era y así son los primeros episodios

Presentando el folclore de la serie para el nuevo público, esta temporada inicia con misterios y uno de los mejores villanos de su era moderna.

El efecto Bridgerton: ¿Por qué amamos a los hombres de la Regencia?

En los últimos años, la llamada “literatura rosa” se obsesionó con el período histórico popularizado por Jane Austen, enamorando a casi todo el mundo.

The Sympathizer: Puntos de vista que desafían el cuento creado por Hollywood

Park Chan-Wook vuelve a traer a la guerra de Vietnam a la pantalla, deconstruyéndola desde la mirada de un espía de identidad y lealtades divididas.