Mamá luchona

Jeanne Dielman: La mujer que sin querer rompió internet y el canon cinéfilo

La película de Chantal Akerman estuvo en boca de todos cuando quedó en el podio de la encuesta de la revista Sight & Sound. Pero ¿qué se esconde detrás?

por | Abr 5, 2023

Una mujer llega a su casa después de trabajar y hacer las compras en el centro de su barrio, hace las tareas de la casa, cocina, cena y conversa con su hijo, se acuesta con un hombre y luego se va a dormir. Podría estar describiendo la rutina de cualquier mujer, pero es la trama de Jeanne Dielman (1975), la mítica película de la directora de origen belga Chantal Akerman que a fines del año pasado terminó en el primer puesto de la encuesta de la revista especializada Sight & Sound y generó polémica dentro de la comunidad cinéfila.

También conocido por su nombre completo, Jeanne Dielmann, 23, Quai du Commerce, 1080 Bruxelles, el film protagonizado por Delphine Seyrig se quedó con el podio del conteo que se realiza cada diez años, y se posicionó por delante de otras obras de culto como Vértigo de Alfred Hitchcock (1958), Citizen Kane (1941) de Orson Welles y Ladrones de bicicletas (1948) de Vittorio De Sica. De esta manera, la directora se consagró como la primera mujer en la historia en quedar en primer lugar del sondeo.

Jeanne Dielman es protagonizada por Delphine Seyrig

Sin embargo, no es la primera vez que la obra cumbre de Akerman figura en los resultados finales de la Sight & Sound. En 2012 alcanzó el puesto Nº 36 de la encuesta, junto con Beau Travail (1999) de Claire Denis, que se quedó con el puesto Nº 78. Diez años más tarde, el signo de los tiempos que corren demostró que muchas cosas empezaron a cambiar: ahora, en total, 11 películas dirigidas por mujeres fueron votadas para quedar dentro de la lista, incluyendo una vez más la misma obra de Denis; Cleo de 5 a 7 (1962), de Agnes Varda; Portrait of a Lady on Fire (2019) de Celine Sciamma, entre otras.

TE AMO. TE ODIO. DAME MÁS.

El resultado final despertó una gran polémica dentro del mundo de los amantes del cine. Es que la trama de la película no es como cualquier otra: por casi cuatro horas se puede observar a Jeanne Dielman haciendo cosas de la casa en tiempo real. Si pelar unas papas lleva diez minutos en la vida de una mujer, entonces Akerman acompaña a la protagonista con la cámara durante todo ese tiempo. Lo mismo cuando cena con su hijo, se baña, sale a hacer las compras, limpia los pisos o tiene encuentros sexuales a cambio de dinero con hombres.

Dividida por la crítica, hay gente que tilda a la película de aburrida, solemne y sobrevalorada, mientras que otros la consideran una obra maestra del cine y una crítica feminista al rol de la mujer. Incluso directores como Gus Van Sant reconocen grandes influencias, tanto en Jeanne Dielman como en el resto de la filmografía de la directora, a la hora de producir sus propias películas, como es el caso de Elephant (2007).

blank
Beau Travail de Claire Denis, una de las películas que acompañó a Chantal Akerman en la última encuesta de Sight & Sound

A algunas personas les da tanta curiosidad ver a una mujer pelar papas que ya casi bordea al morbo, otras prefieren no gastar su tiempo en una película de más de 200 minutos que integra el concepto de slow cinema. Entonces, ¿qué es lo que se esconde detrás de este film disruptivo de Chantal Akerman que hizo que terminara en el podio de la encuesta Sight & Sound?

cuando la cotidianidad monótona roza con el suspenso

En un mundo donde sobreabundan las ideas impulsadas por hombres, las mujeres supimos romper los bastiones de la supremacía masculina. Si bien estos últimos años la lucha feminista comenzó a cosechar las primeras siembras, se sabe que aún así queda mucho por hacer. Mismo caso ocurrió en la década de los sesenta en Europa, cuando la segunda ola del feminismo irrumpió en el mundo entero. En consecuencia, las películas sobre mujeres abundaban, y esta fue una de las razones por las que Akerman decidió traer al mundo a Jeanne Dielman. Era el lugar y tiempo correcto para hacerlo.

“Crecí rodeada de mujeres porque mi padre tenía tres hermanas y mi madre tenía tres tías mujeres. Siempre estábamos en la casa de alguna de ellas, así que observe todo eso”.

blank
La directora Chantal Akerman consideró que Jeanne Dielman es “una película sobre el espacio y el tiempo”.

“La idea me vino una noche, y rápidamente anoté algunas palabras. Después escribí todo en dos semanas, con cada detalle, movimiento por movimiento. Todo surgió muy fácil, por supuesto, porque yo ya lo había visto todo alrededor mío. Por supuesto, no la prostitución. La prostitución es una suerte de metáfora, pero lo sabía todo de primera mano. Estaba en mi sangre”.

En la película, que se estrenó en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes 1975, la cineasta logra retratar la figura de la mujer cotidiana y alienada por las tareas de la casa. Mientras las jóvenes pedían por el aborto y la igualdad de derechos, la protagonista está presa de su libertad por elección propia: es viuda, vive con su hijo y ejerce la prostitución.

“Hice esta película para darle vida a todas estas actividades que suelen estar devaluadas. Tenía a Delphine en la mente cuando la escribí. Lo más extraordinario fue que sentí que ella no era para nada este personaje”, contó la directora. Y agregó: “Si imaginamos a la persona que suele lavar los platos y hacer la cama, realmente no veríamos a esa persona. Al igual que los hombres son ciegos a sus esposas lavar los platos. Así que tenía que ser alguien que igualmente no viéramos lavar los platos. Delphine era perfecta porque de repente se volvió visible”. 

blank
Jeanne Dielman se estrenó en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes

Jeanne Dielman no es feliz. Repite su rutina diaria una y otra vez, y se toma todo el tiempo para realizar cada tarea, como si su cuerpo le pidiera que se quede en el molde para siempre. Sin embargo, su mente no va a tardar en querer escapar, hasta llevarla lentamente al borde de la locura. En ese sentido, hay cierto suspenso en cada actividad lenta y en tiempo real que hace nuestra protagonista: el espectador no tiene idea lo que puede pasar de un momento a otro.

“Es una película sobre el espacio y el tiempo y sobre cómo organizar la propia vida para no tener tiempo libre, para no dejarse abrumar por la angustia y la obsesión de la muerte. Cuando al día siguiente se levanta demasiado temprano, tiene una hora vacía, una hora que debe llenar. Así que la ansiedad se apodera de ella mientras se deja caer en la silla y se crea un suspense, porque creo que, en el fondo, sabemos que algo está a punto de suceder.”

una película que nadie puede entender

La película es una crítica al rol de la mujer. De esta forma, Akerman militó que sea un film de mujeres hasta en los detalles: consideró que era “importante” que el 80% del rodaje esté integrado por mujeres, a pesar de que en esos momentos la industria era pura y exclusivamente de hombres, si se hablaba de los roles de producción y detrás de cámaras.

“Las personas no confiaban en una mujer cineasta. Se lo consideraba un trabajo de hombres. Las sonidistas mujeres prácticamente no existían. Había guionistas y editoras mujeres o vestuaristas y maquilladoras, pero no había nadie que hiciera iluminación. Muchas de las posiciones excedían los límites de las mujeres. Así que quería mostrar que era posible, aunque sea en gran parte. Así que lo hicimos.”

Sin embargo, al momento de estrenarse en Cannes, el film despertó la disconformidad de varias personas, entre ellas Marguerite Duras, que se levantó en medio de la proyección y se retiró del recinto. “Ella estaba en la sala”, reveló la cineasta belga. “Se levantó y dijo ‘esta mujer está loca’ y siguió con sus cosas. Y en realidad, ella estaba obsesionada con la locura femenina”, agregó.

blank
Directores como Gus Van Sant consideran a la obra de Chantal Akerman una gran influencia en sus películas

A pesar de eso, la película nunca dejó de recibir las mismas críticas polarizadas: a Jeanne Dielman se la ama o se la odia. Tampoco es casual que los hombres no la entiendan. Yo creo que ese es justamente el punto. Es un film sobre ser mujer y estar presa en un laberinto alienante del que jamás se encuentra la salida. Una historia existencialista sobre el rol femenino en sociedad, y lo históricamente invisibilizado que siempre estuvo.

Pero Akerman nunca renegó del resultado que causó su película, y siempre la defendió con mucho orgullo. Entendió que no era un film para todos:

“No es una película de tesis, sino algo más complejo. No lo hice en una forma de provocación, me di cuenta que la gente no la podía entender”.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas Relacionadas

blank
Observados: Llega al cine el thriller sobrenatural de Ishana Night Shyamalan

El debut de la hija del director de Sexto Sentido destaca por sus climas y el mito que construye, en un escenario voyeurístico con un talentoso elenco.

blank
The Acolyte: La serie de Star Wars debuta con dos episodios muy sólidos

La nueva historia de la franquicia galáctica en Disney+ está ambientada 100 años antes de la Saga Skywalker y dirigida por la creadora de Muñeca Rusa.

blank
“Inmaculada” vs. “La primera profecía”: Las dos caras del terror religioso

En pleno debate mundial sobre los derechos reproductivos, dos películas convierten el cuerpo de la mujer en terreno — a la vez — sagrado y sacrílego.

blank
Doctor Who – Mitad de temporada: Dando un giro hacia historias más oscuras

Probando que es más que una serie para toda la familia, los últimos episodios se destacaron al ser relatos más dramáticos con un toque de terror.