Tal vez no conozcas esta peli que estrenó hoy (y ahora te vamos a contar todas las razones por las que te recomendamos ir a verla), pero seguramente viste el discurso de Emma Thompson que se hizo viral después de la presentación internacional de la película:

“Creo que empecé a odiar mi cuerpo cuando tenía 14 años”, dijo la actriz. “Esas cosas se me metieron muy dentro de mi alma. Sé que a veces ahora nos reímos, pero ¿pensamos en las niñas de ocho años que piensan “odio mis muslos”? No pierdan su tiempo, no pierdan el propósito de sus vidas preocupándose sobre su cuerpo. Tu cuerpo es tu templo, es tu hogar, es donde vivís, no tiene sentido -ningún sentido- juzgarlo, pero es muy difícil no hacerlo cuando te inculcan eso en tu mente desde pequeña. Cuando la TV, las películas, las revistas hacen que te sientas fuera de lugar. Tengo más de 60 años y recién ahora estoy aprendiendo a quererme como soy”

Este mensaje tan real y sincero va de la mano con la trama de Good Luck to You, Leo Grande (2022). En la nueva película protagonizada por Emma Thompson, nos encontramos con una viuda de 60 y algo de años que contrata a un escort masculino para tener sexo, ya que no estuvo de manera íntima con nadie desde la muerte de su esposo. Pero atención: pese lo que puedan pensar, esta no es una película de índole sexual. Es más, las escenas de sexo son bastante pocas y la sensualidad y los momentos más sexys pasan absolutamente por otro lado, como las miradas, los roses y -sobre todo- el diálogo.

Esta es una película casi obligatoria para cualquier mujer de cualquier edad. ¿Por qué? Porque nos sentimos identificadas con el personaje de Emma Thompson a los 15, a los 35 y a los 60. Sophie Hyde (directora) y Katy Brand (guionista) hicieron un gran trabajo creando una de las mejores películas del año, que sucede sencillamente dentro de una habitación de hotel (el lugar donde se juntan Nancy y Leo a tener sus encuentros sexuales).

El personaje de Emma es simplemente magnífico porque, además de ser una de las mejores actrices de su generación, es una mujer que sintió lo que le pasa a su personaje. Nancy tiene miedo, vergüenza, pudor, ignorancia sexual y terror de mostrarse tan vulnerable (física y emocionalmente) frente a un hombre. Nancy y Leo tardan mucho en tener sexo porque ella no se anima a avanzar con él, a quitarse la ropa, a estar con un hombre tan hegemónicamente bello. Nancy tiene miedo de mostrarse frente a otro y ¿quién no sintió eso alguna vez?

Esta película no solo está dirigida a todas las mujeres, sino que es una enseñanza y una caricia a su público objetivo, porque tiene un mensaje diferente -pero a la vez que se une- para cada generación. Como dijo Emma en su discurso, desde muy chicas comenzamos a cuestionar nuestro cuerpo frente a nosotras mismas y frente a los demás, buscando la aprobación del otro. ¿A qué edad tener sexo por primera vez? ¿Soy muy grande para nunca haber dado un beso? Si mi pareja quiere hacer algo que yo no, ¿qué tengo que hacer? ¿Qué hago si tengo miedo de que me vean? ¿Por qué nadie se enamora de mí? ¿Soy fea?

Lamentablemente, crecemos y las preguntas continúan: ¿Estoy muy grande para enamorarme? ¿Ya no puedo tener una vida/deseo sexual porque soy «vieja»? ¿Qué pasa si quiero probar algo que no hice en mi juventud? ¿No puedo gustarle a un hombre o a una mujer porque soy grande y mi cuerpo ya no es igual al que tenía a los 20? Todas estas son preguntas que el personaje de Emma se hace a lo largo de la película, y, lentamente, aprende a dejar ir esos miedos para encontrar el amor propio y el placer. Además, ella es una profesora de Religión, lo cual abre una conversación muy interesante sobre sus propios prejuicios sobre los trabajadores sexuales.

Lo más destacable es que la película jamás se centra en el deseo sexual entre este hombre y esta mujer, sino que el mensaje -claro y hermoso- es aprender a quererte como sos y a buscar el placer propio, con una pareja o con vos mismo. Los diálogos genuinos y profundos te van a dejar recalculando y preguntándote sobre tu propia forma de verte, de quererte y de experimentar el placer. Cabe destacar que Emma hizo un desnudo por primera vez a los 62 años y es una de las escenas más vulnerables y conmovedoras.

Celebramos poder ver que una película hable de sexo a una edad más madura de una forma tan real, que hable de las complejidades de las relaciones, el miedo y todo lo que acarrea animarse a estar de forma íntima con otra persona. Good Luck to You, Leo Grande es una película sensible, graciosa y sensual, con un menaje que no vemos hace mucho tiempo. Y es por eso que no dudamos de su éxito y, sobre todo, que dejará a todos los espectadores con la mente en llamas. Los personajes Emma y Leo atraviesan un viaje personal muy diferente, pero ambos logran llegar a donde necesitaban: aceptarse tal cual son.

Ayudanos a seguir creciendo

Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con un aporte único o suscripción mensual.

cafecito