Una joven rubia se mete en la ducha mientras la sombra de un cuchillo la acecha. La cortina se corre y la icónica imagen de la mujer reflejando El grito de Munch da lugar a la primera scream queen del séptimo arte. Con Psicosis (1960), Alfred Hitchcock inició una tradición en el mundo cinematográfico del terror que perdurará hasta el día de hoy con distintas ramificaciones y giros: los slashers.

Las reglas de una película de slasher son sencillas, y en Scream (1996) el personaje de Randy (Jamie Kennedy) las establece bien:

1. El personaje virgen es quien le gana al asesino en el final;

2. No se deben consumir drogas porque es un pecado;

3. No decir “Ya vuelvo”, porque determina que estás muerto.

La estructura también es una constante: un asesino serial persigue a un grupo de jóvenes “inocentes”, un crimen sangriento inicial marca el tono de la película, y la protagonista es la sangre. Desde Psicosis, pasando por el giallo italiano hasta los slashers de los setenta y los noventa, se crearon variaciones en el género. Algunas priorizan tener más escenas de muertes sangrientas, otras el humor o la autorreferencia, como hizo la saga de Scream y su parodia Scary Movie (2000); otros se iban más por el lado del thriller psicológico y la exploración del drama entre los personajes, como I know what you did last summer (2021).

La película, que se adentraba en el terreno de las leyendas urbanas, tenía como protagonistas a Sarah Michelle Gellar, Freddie Prince Jr., Jennifer Love Hewitt y Ryan Phillippe, prácticamente los íconos adolescentes más importantes de la década de los noventa. Si bien tuvo una secuela en 1998 y un reboot poco conocido en 2006, volvió en octubre pasado en forma de serie por Amazon Prime Video. Así como su versión original, esta serie comienza un año después de un accidente en la carretera que obliga a cinco jóvenes a guardar el secreto, hasta que comienzan a ser acosados por un asesino que los va eliminando uno por uno, y que los tortura psicológicamente al dejarles en claro que sabe lo que hicieron.

Pero esta nueva versión que trajo la plataforma de streaming intentó correrse del entretenimiento kitsch o de la autorreferencia que caracterizaba a los slashers de los ’90 y 2000, persiguiendo en cambio un tono más dramático y de complejidad psicológica que no llega ser del todo explorada. Con la presentación de rostros nuevos, Madison Iseman (Allison/Lennon), Brianne Tju (Margot), Ezekiel Goodman (Dylan), Ashley Moore (Riley) y Sebastian Amoruso (Johnny), la historia intenta replicar la angustia adolescente al modo de Euphoria (2019-), pero termina por acercarse más a los mundos que retratan Pretty Little Liars (2010-2017) y The Chilling Adventures of Sabrina (2018-2020): adolescentes ocultando la verdad en un pueblo donde los adultos son quienes guardan los mayores secretos. La magia negra, sectas y secretos familiares que salen a la luz terminan por tomar por completo a la serie. La subtrama de lo oculto que se va construyendo alrededor de la historia principal es un intento de ocupar el espacio de series como Riverdale (2017-), que ya llegan a su fin, y plantear un camino que lleve a I Know What You Did Last Summer (2021-) hacia una segunda temporada con el final abierto del último capítulo.

Es interesante el giro que dan en cuanto a la persona que es atropellada y la relación que tiene con el grupo de amigos, porque intrigan al espectador las decisiones morales de los personajes y las consecuencias inmediatas del hecho. Si bien la serie se ubica temporalmente un año después del accidente, los flashbacks nos adentran en los distintos factores que llevaron a la noche fatídica, pero terminan por ensuciar el desarrollo de los personajes, al no mostrar una conexión directa del pasado que nos muestran con el presente de la historia.

Las muertes sangrientas y estrepitosas son pocas para considerar a la serie dentro del género slasher, y si bien la pregunta sobre la identidad del asesino es el cliffhanger de cada final de capítulo, muchas veces esta se minimiza por priorizar la subtrama del misterio del pueblo, que es llevada adelante por los padres y no tanto por el grupo de amigos. Lo que se intenta es traer la historia original al contexto actual, es decir conectarla a las discusiones y problemáticas que se dan hoy en día, como la salud mental, el suicidio, la hipocresía social, las adicciones, la representación LGBTIQ+ y otras cuestiones. Pero ninguno de estos temas son tocados a fondo, sino que el efectismo y las salidas rápidas los dejan en un segundo plano. Lo que sí se logra es apegar la historia a productos ya populares entre el consumo adolescente de hoy en día, y así planificar una continuación independiente de su predecesora cinematográfica.

Si bien logra que haya más diversidad en el reparto, los protagonistas no se salen del estereotipo adolescente y quedan en personajes bidimensionales, cuando había mucho más espacio para profundizar. Los últimos capítulos cierran el misterio principal, pero abrieron muchos otros que, si bien no siguen a la historia original, plantean un nuevo camino para esta serie en una próxima temporada de la que todavía no tenemos confirmación.

I Know What You Did Last Summer (2021-) repite la estructura de un slasher en un principio, pero a medida que pasan los episodios, la serie abandona la autorreferencialidad o el metacine, característico de las películas de terror de los ‘noventa -en la saga Scream, el fanatismo de los propios personajes por las películas de terror o personajes viendo una película slasher, Stab 6, como la propia Scream (1996)- para concentrarse en hacer un camino propio. 

Bonus track: Halloween Ends y Scream

En 2021 no solo tuvimos esta nueva entrega en formato de serie, sino también el regreso de dos clásicos del slasher: Halloween y Candyman.

En octubre, Jamie Lee Curtis desfilaba por la red carpet en el estreno de Halloween Kills, disfrazada del personaje icónico de su madre Janet Leigh en Psicosis (1960). Esta es la segunda entrega de la última trilogía de la saga, la cual pretende ser la secuela canónica a Halloween (1978), con el regreso de su director John Carpenter a la producción. La historia de Michael Myers, llena de idas y vueltas, reboots y negaciones de las películas anteriores, regresará en octubre de 2022 con su episodio final, Halloween Ends, aunque eso nunca es seguro. 

Halloween Kills (2021) cumple con los requisitos de una buena secuela, que implementó la exitosa Scream 2 (1997). Luego de que Spyglass Media Group adquiriera los derechos, se anunció que la saga continuaría con la quinta entrega de Scream en enero de 2022, que cuenta con Kevin Williamson, escritor de varias entregas de Scream y de I Know What You Did Last Summer (1997). En el 25° aniversario de los brutales asesinatos, un nuevo imitador aparece para resurgir los secretos del pasado de Woodsboro, donde estarán Sidney Prescott (Neve Campbell), Gale Weathers-Riley (Courteney Cox) y Dewey Riley (David Arquette).

Donaciones

Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con unos Cafecitos o bancar nuestro contenido con una suscripción mensual o aporte único.