Disney+ estrenó por sorpresa el corto de tres minutos una colaboración extraordinaria entre LucasFilm y Studio Ghibli. También, una demostración del potencial del más entrañable personaje de Star Wars de los últimos años.