Después de mucha anticipación y desconfianza, la precuela de la serie emblema de HBO rompió récords de audiencia con su estreno. ¿Es para tanto?